viernes, 31 de diciembre de 2010

El fin de año

Se acaba el año. Un año que siempre recordaré como el año del Campeonato del Mundo para España, con el gol de Iniesta, el manteo del bonachón de Del Bosque y la cara de felicidad de Casillas levantando la dorada y deseada copa, que por cierto pude admirar "in situ" hace poco en el Ayuntamiento de Málaga. Además fue año de profunda y extendida crisis, grandes recortes, el estado de alarma provocado por los controladores aéreos y mil cosas más.

Pero yo no estoy aquí para decir si fue el año Facebook o Twitter, o el año del Ipad. Yo estoy aquí, sentado, a escasas horas del fin del año, sólo para desearles un fin de año a lo grande. Bien pelotudo como dicen por ahí. Así que si alguien se acuerda después que me cuente cómo lo pasó.

Les cuelgo un vídeo que me gusta, y se lo dedico a esta vida, amarga y agradecida, soleada y pasada por agua, de árboles de hojas caduca y aceras estrechas llenas de colillas maltratadas. Y recuerden que esta vida que vivimos no es otra cosa que los programas que configuran su cerebro, sí el suyo, por eso es su vida, así que tengan cuidado con lo que seleccionan para almacenar en su disco duro. Luego no digan que no les avisé.


martes, 28 de diciembre de 2010

Erasmo de Rotterdam - Stefan Zweig

Hacía bastante tiempo que no leía una biografía, y también hacía bastante tiempo que quería profundizar en los turbulentos y agitados inicios del siglo XVI en Europa. De manera que casualmente me crucé con una atractiva edición de Paidós sobre la biografía de Erasmo de Rotterdam, escrita por el excelente novelista, o mejor dicho, escritor Stefan Zweig. Esta es la típica situación del libro adecuado en el momento adecuado y -por qué no admitirlo- al precio adecuado. Además contaba con mis recientes lecturas de El príncipe de Maquiavelo y Elogio de la locura del propio Erasmo, por lo que pensé que era un buen momento para leerlo, pues tenía bien fresquitas dos obras contrarias y claves de la misma época.

He de decir que me ha encantado. En cada párrafo me quedo sorprendido con lo bien que escribía este hombre, lo bien que explicaba las cosas y lo acertado de sus comentarios y puntualizaciones, aunque no he de olvidar que parte de la culpa de ello también debe ser mérito del traductor.

Al terminar de leer la biografía me quedé vacío, desconsolado, pero, al mismo tiempo, enormemente satisfecho y agradecido a Zweig por darme la oportunidad de acercarme a la excepcional y notable figura de Erasmo.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Dame 10 razones

Como muchas veces, el título traducido nada tiene que ver con el real. Su verdadera traducción, que sería fiel a la trama, debería ser "10 objetos o menos", típico cartel de las cajas rápidas de supermercado. Se trata de una curiosa película independiente, donde los protagonistas son dos actores consagrados como Morgan Freeman y Paz Vega. Como digo, pese a ser una película independiente, sin grandes argumentos, escenarios ni tramas, consigue engancharte por la buena interpretación, la conexión con los personajes y la cotidianeidad de la situación. Cumple con el punto fuerte del cine independiente, su modestia, buen humor, escenas inspiradas... un cóctel que consigue, junto a una buena banda sonora, que te enganche a la película, que quieras saber qué sucede a continuación. La película narra un día en la vida de dos personas, que se encuentran y nunca más se volverán a ver, de cómo puedes ayudar a alguien y cómo ese alguien también te puede ayudar a ti. Seguramente hay mucha gente que puede pensar que es mala, pero creo que los buenos amantes del cine disfrutarán de esta película, tristemente corta (no llega a los 70 minutos de trama) aunque tampoco se le podría haber sacado mucho más de sí. Yo lo considero como una muy agradable anécdota.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Con un par

Imagino que ya habéis visto el anuncio, pero no quería dejar pasar la oportunidad de colgar este vídeo tan cañí de gran parte de lo que me ha hecho disfrutar este año. Especialmente este año de maldita crisis.

No sé vosotros pero yo me emociono viendo este vídeo, espero que vosotros también. ¡Vaya añito deportivo!

viernes, 24 de diciembre de 2010

Felices Fiestas

Ya tenemos las fiestas navideñas totalmente encima. Es tiempo de mantecados de almendra, roscos de vino, sorbito de anís en la sobremesa, árboles de navidad, belenes, mazapanes y todas esas cosas que rodean, engalanan y dan brillo a la Navidad. Son cosas insignificantes -ya ven-, cosas materiales, sin valor aparente, pero que, de alguna manera, en conjunto, consiguen despertar esa especie de espíritu navideño que hace que cuando uno pase por delante de un escaparate, lo mire pensando en otros, en lugar de en nosotros, o que los apretones de mano o los abrazos, por alguna razón, parezcan más cálidos y sinceros que en otras ocasiones. Por eso -digo- esos pequeños y aparentemente insignificantes detalles se convierten en importantes, en fundamentales diría yo. Y gracias a ese mágico envoltorio navideño se transpira un encanto especial, un olor distinto, un sabor dulce que consigue llenar nuestro tarro de felicidad hasta el borde, tanto, que bien haríamos todos en compartirlo con los que nos rodean.

¡¡Felices fiestas!!

Una de esas insignificancias que adornan la navidad.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Poemas - Edgar Allan Poe

Hace tiempo que soy dueño y señor de un ipod touch, chiquitín y plateado, que sobretodo utilizo para escuchar música en el trayecto desde mi casa al trabajo y viceversa, aunque también lo uso mientras leo en la cama, justo antes de dormir, para consultar la utilísima RAE, y también al despertar hago uso de él -aparte de porque es mi despertador- curioseando en los principales titulares de prensa -sobretodo los deportivos- y alguna que otra tontería más, pero últimamente entre mis abundantes y desafortunadas visitas a las salas de espera de consultas médicas me he dedicado a leer poesía en su pantallita táctil. Un libro digital lo llaman. Un pdf de descarga gratuita que me pillé por itunes: Poemas del bostoniano Edgar Allan Poe, con prólogo de Rubén Darío.

Poe es considerado un autor maldito, oscuro, hechizado, y es inevitablemente redordado por sus cuentos de terror. Es, de hecho, una de las piedras angulares de las lecturas de dicho género literario y precursor de las novelas de ciencia ficción.

¿Deseas que te amen?

¿Deseas que te amen? No pierdas, pues,
el rumbo de tu corazón.
Sólo aquello que eres has de ser
y aquello que no eres, no.
Así, en el mundo, tu modo sutil,
tu gracia, tu bellísimo ser,
serán objeto de elogio sin fin
y el amor... un sencillo deber.

Poe

viernes, 17 de diciembre de 2010

La tregua - Mario Benedetti

El último libro que he leído es La tregua, de Mario Benedetti. Un libro en forma de diario, en el que Benedetti nos muestra la vida de Martín Santomé, justo pocos meses antes de su jubilación. Un libro sincero y descarnado, que nos muestra los verdaderos sentimientos de un viudo sin casi relación con sus hijos, con apenas poco más en sus tristes días que su monótono trabajo. Pero -siempre hay un pero- todo cambió cuando apareció Avellaneda, una joven decidida y entregada, de mirada serena, pelo negro y ojos verdes para ocupar sus anodinos días, su monótono trabajo y su íntimo diario. Todo una hermosura de libro.

Siempre que había leído a Benedetti lo había hecho a través de su poesía. Ahora también tendré que profundizar en sus novelas, pues me doy cuenta que ha sido un lujo injustificable no haberme acercado antes a su prosa.

martes, 14 de diciembre de 2010

El tsunami ortográfico

Estoy harto de recibir correos, mensajes de móvil, o de ver comentarios en Facebook o Tweeter llenos de faltas ortográficas. Comprendo que a todos se nos escapa, de vez en cuando, alguna que otra falta, principalmente debido a las prisas, pero es que ya estamos llegando a extremos incómodos e insoportables para mi vista. Llevo ya bastante tiempo encontrándome algunas palabras escritas en más ocasiones mal que bien escritas, y lo que en principio podría parecer un recurso rápido y gracioso, se está convirtiendo en una plaga, o pandemia para encubrir un tsunami de analfabetos. ¡Qué a gusto me he quedado!


sábado, 11 de diciembre de 2010

Una Paulaner Hefe-Weißbier

Ya sabéis que, al menos una vez al mes, me gusta colocar un post de una de esas cervecitas que tanto disfruta mi paladar, y este mes me decanto por una cerveza alemana, exactamente por una muniquesa: una Paulaner Hefe-Weißbier Naturtrüb para ser exactos, que es una cerveza de trigo, turbia, con un sabor bastante intenso y refrescante. Es una cerveza muy extendida y fácil de encontrar (la tienen en el Mercadona, por ejemplo). Y aunque a mí me gusta algo más la Franziskaner, no deja de ser una gran cerveza de trigo alemana.

Recomiendo servirla en el típico vaso flauta y a mí me gusta mucho acompañarla con un buen queso.


martes, 7 de diciembre de 2010

Limpieza de sangre - Arturo Pérez-Reverte

Acabo de terminar de leer la segunda entrega del Capitán Alatriste, y lo he hecho escapando del mismo infierno que es lo que eran, en tiempos de nuestro indolente rey Felipe IV, las siniestras celdas de castigo del Santo Oficio, la temida Inquisición, revosante de fanatismo, crueldad y tormento, cuyo solo nombre, al escucharlo, erizaba la piel incluso del más gallardo caballero. Regida por la helada determinación del dominico Fray Emilio Bocanegra, y apoyada en la vengativa memoria del secretario real Luis de Alquézar.

Una aventura vista desde la cada vez menos inocente mirada de Iñigo Balboa. Llena de cuchilladas a ciegas, chamusquina de blasfemos, judaizantes y potros de tortura, en la que tras la sombra de la penúltima esquina aparece la flaca y siniestra silueta del italiano Gualterio Malatesta. ¡En guardia!

domingo, 5 de diciembre de 2010

Más sopla

El viento -sigo contando- agitó bruscamente las ramas de los árboles, levantó al cielo las bolsas de plástico de los supermercados y arrinconó las oscuras, derrotadas y caducas hojas de los árboles en las esquinas, arremolinándolas, así como dificultó mi regreso a casa, a mi hogar, frenándo mi caminar, peinándome hacia atrás, y lo peor, irritando mis fosas nasales, llenándolas de polvo, polen y todo le que le dio la gana, y ahora heme aquí, tres días ya con las narices taponadas, casi sin poder respirar, con los kleenex por docenas en mis bolsillos, maldiciendo mi sombra y mi dificultoso respirar, pero disfrutando, en este instante, desde el lado amable y cálido de la ventana de mi cuarto, mientras veo cómo siguen las ramas de los árboles bailando al viento que más sopla.

Achís...

viernes, 3 de diciembre de 2010

Written on the forehead

Ya tenemos en la red el anticipo del nuevo disco de PJ Harvey: Let England Shake. El primer single tiene por título Written on the forehead, con un sonido algo distinto al habitual, veremos como resulta, pero en principio me gusta, aunque ya saben que siento debilidad por esta británica y hubo una época en la que estaba perdido por ella, musicalmente hablando, claro. Ya estoy deseando pillar el disco completo. Escuchen a ver qué les parece.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Sopla

Hoy hace mucho viento. Un viento frío y amenazador, de ese que obliga a subirse la cremallera de la chaqueta hasta arriba, y que obliga a las mujeres a andarse con mucho tiento con la falda, y las hace caminar con una mano delante y otra detrás, como parece que acabaremos todos después de que esta interminable crisis nos haya arrancado algo más que la sonrisa. Las hojas de los árboles se arremolinan en las esquinas, las bolsas de los supermercados bailan por el cielo y yo voy camino de casa.

Hace viento -digo- y se hace difícil y largo el camino de vuelta a casa, pero la recompensa espera al atravesar la puerta. El calor de la bienvenida al hogar, el abrigo de las sonrisas, el abrazo de los besos al llegar, ese es el verdadero viento que sopla con fuerza en mi vela.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

75 tacos

Hoy viendo las noticias me he enterado de que es el cumpleaños de Allan Stewart Königsberg, más conocido como Woody Allen, y desde este pequeño y humilde blog quisiera felicitar sinceramente al maestro por su 75 aniversario, deseándole que siga siendo igual de genial durante muchos años.

- "Echo de menos la época donde el aire era limpio y el sexo sucio".

- "La última vez que estuve dentro de una mujer fue cuando visitaba la Estatua de la Libertad."

- "Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas."

- "Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida."


martes, 30 de noviembre de 2010

The girlfriend experience

El verano pasado se estrenó una película titulada The girlfriend Experience. Ni me enteré, no sé si pasó por mi cine más cercano o no, pero hace unos días tropecé con el tráiler de la película en este magno territorio que es internet y qué quieren que les diga, aún no he visto la película pero desde ya aplaudo el magnífico tráiler que lanzaron.

Juzguen ustedes mismos:



A que entran ganas de verla.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Satisfaction

Hay pocos grupos que consigan mejorar su música en directo con respecto a los discos; menos opciones aún hay de que salga algo digno en uniones ocasionales de artistas sobre un escenario, pero lo que es una auténtica rara avis es que dos artistas se unan para hacer una versión de una canción que no les pertenece, y que lo hagan casi improvisando, en una sola toma, por una sola vez y que salga algo tan bonito y poderoso como esto.

Señoras y señores, en directo, Björk y Polly Jean Harvey en los Brit Awards 1994.



¡Qué gozada!

miércoles, 24 de noviembre de 2010

El mismo día

Ayer día veintitrés de noviembre caí, como cada año, en la tentación prenavideña de tomarme el primer mantecado de la temporada. Después de comérmelo me sentí un poco arrepentido por haber comenzado tan pronto a disfrutar de los pecados navideños, todo lo contrario a lo que recomienda mi voluminosa barriga. Entonces me acordé de que el año pasado colgué una entrada contándolo, y al consultarlo comprobé que casualmente también me tomé el primer mantecado el mismo día sólo que un año antes, aunque el año pasado además también cayó un alfajor. Extraña e injustificadamente -soy consciente de ello- me sentí mejor, incluso aliviado. Ya ven, así soy yo de tonto.

Pd: ¡Con qué buen sabor de boca bajé andando de camino al trabajo!

lunes, 22 de noviembre de 2010

La copa mundial y yo

La Copa del Mundo pasó por Málaga. Sí esa copa de oro que levantó Casillas hace tan poquito; esa que todos en aquellos momentos de euforia, justo minutos después del gol de Iniesta, hubiésemos deseado sobar y besar.

Pues lo dicho, que estuvo de paseo exhibicionista por Málaga, tan bonita y doradita que no quise dejar escapar la ocasión. Aquí la prueba.

Hacer un click en la foto es obligatorio.


domingo, 21 de noviembre de 2010

La expedición de Ursúa y los crímenes de Aguirre - Robert Southey

Ya saben que siento predilección por los libros del Reino de Redonda, la editorial de Javier Marías, uno de los escritores que más admiro. Y es que todos los libros que editan tienen una encuadernación bien cuidada y esmerada, con un diseño común a todas, tanto en el formato como en la presentación y en la portada, que invitan al coleccionismo. Además poseen unas páginas en las que es un verdadero placer leer, y por si todo lo anterior no fuese aún suficiente para inclinar la elección, queda lo más importante, y es que los prólogos son de grandísimas y acertadas plumas, las traducciones y sus notas brillantes y adecuadas, pero lo mejor es que suelen ser libros sobresalientes, difíciles de encontrar, en algunos de los casos inexistentes anteriormente.

El último título redondino: La expedición de Ursúa y los crímenes de Aguirre por Robert Southey, es un libro de historia puro y duro. En el que se narra la monstruosa y bárbara aventura que comenzó como una expedición capitaneada por Ursúa hacia el interior de aquella virginal selva amazónica en busca del sueño de El Dorado, y que acabó teniendo un trágico y sanguinario desenlace, sembrando el pánico por donde pasó aquel excesivo y canalla conquistador asesino que fue Lope de Aguirre.

Una historia sobrecogedora.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Boutique...

Ya les dije que hay quien no se piensa mucho eso del diseño, que se lo toma a la ligera, o simplemente le falta un poco de cultura en general, o, ¿quién sabe?, quizás sean nuestras mentes demasiado calenturientas. Aquí les dejo un buen ejemplo de lo que les digo.

martes, 16 de noviembre de 2010

El capitán Alatriste - Arturo Pérez-Reverte

Hace algunas semanas leí en uno de los artículos que Arturo Pérez-Reverte firma en el Semanal XL, que andaba el maestro trabajando y rematando la próxima entrega de la saga de El Capitán Alatriste, la que supondrá la séptima entrega de las correrías del protagonista, y que según sus cálculos o los de la editorial -no recuerdo bien-, estaría en las librerías entorno a febrero o marzo del próximo año 2011.

Pues bien, al terminar de leer el artículo sentí removerse en mis adentros ese gusanillo aventurero que tira de mí con ganas de volver a meterme, por tercera vez -y eso que no soy de repetir lecturas- en el personaje de Íñigo Balboa. De manera que esta semana pasada he vuelto a ser testigo otra vez de las conversaciones paganas en los pasillos de palacio, y asistí al teatro para disfrutar del estreno de una obra del gran Lope de Vega, sentí el escalofrío de separar mi capa delante del acero de Gualterio Malatesta, y recorrí callejuelas hombro con hombro de mi buen amigo don Francisco de Quevedo, para, al caer la noche, volver a la Taberna del Turco, regentada por Caridad La Lebrijana y saborear uno de sus sabrosos y reconstituyentes guisos. Todo, en esa España corrupta y orgullosa que fue la de nuestro Rey Felipe IV, el rey planeta.

Pardiez, casi había olvidado qué bien me siento siendo un veterano de los tercios de Flandes.

sábado, 13 de noviembre de 2010

A que no lo hace otra vez



Por cierto, nunca celebres antes de tiempo...

viernes, 12 de noviembre de 2010

I'm free - The Soup Dragons

Porque hoy es viernes... ¡qué coño!

jueves, 11 de noviembre de 2010

Tendencias

Ya saben que en este blog siempre estamos atentos a la moda y a las últimas tendencias, y que además nos preocupamos por unir actividades, en principio, tan dispares como la moda y el deporte rey.

martes, 9 de noviembre de 2010

La crisis

La crisis está alcanzando extremos insospechados... y ya no se fía uno de nada ni de nadie.

sábado, 6 de noviembre de 2010

El Príncipe - Nicolás Maquiavelo

El Príncipe es una obra escrita por Nicolás Maquiavelo en 1513, y es esencialmente un tratado político en el cual el autor aconseja a un Príncipe cómo y de qué manera debe obrar si quiere mantener su propio principado o reino.

El libro está ordenadamente estructurado y punto a punto Maquiavelo desgrana los deberes y obligaciones fundamentales que un príncipe debe observar si quiere retener su cetro. Pero lo que verdaderamente subyace hoy en día de la fundamental obra de Maquiavelo es, al contrario de lo que proponía el humanismo, que lo importante no son las formas, ni las maneras, sino el fin. Y la famosa frase de "el fin justifica lo medios" es el claro resumen del espíritu de este tratado, al que también se puede añadir aquello de: piensa mal y acertarás.

Otras frases, incluidas en la obra de Maquiavelo que han sobrevivido hasta nuestros días son:

- Los hombres ofenden antes al que aman que al que temen.
- Más vale hacer y arrepentirse que no hacer y arrepentirse.
- Pocos ven lo que somos pero todos ven lo que aparentamos.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Woody Allen cervecero

El maestro también se tomó una Beck's un buen día de rodaje y unpimiento lo caza para el blog. Je, je...

Una Beck's

La cerveza de este mes es un clásico alemán. Una Beck's bien fresquita, como casi siempre que la tomo en casa. Casualmente ese día llevaba puesta una camiseta promocional del mundial de fútbol en Alemania del 2006 -un bonito regalo de unos amiguetes que pasaron por Berlín-.



sábado, 30 de octubre de 2010

Sin palabras

Una historia verdadera

Inteligente road movie basada en hechos reales de David Lynch que desde luego, merece mucho la pena verla, pese a ser algo lenta, pero en ningún momento aburrida sino todo lo contrario.

En fin, una peli para disfrutar.


El Embajador David

Siendo consecuente con los comentarios del post anterior voy a permitir que David se arrodille ante mí, de manera que yo, Rey de este blog, lo nombre Embajador circunstancial de este reino, permitiendo así que deposite sobre Unpimiento sus conocimientos cinéfilos, aun siendo consciente de que me arriesgo a verlo exaltar un bodrio de película o dejando en el olvido y darle la espalda a una obra de arte. Lo que sólo al pensarlo me hace apretar el orto.

Aun así, arriesgándome más de lo que a un Rey se le está recomendado exponerse, voy a concederle la posibilidad de ser nombrado Embajador de este reino, así podrá explayarse en los comentarios y cuando me venga en gana y mis distracciones me lo permitan, siempre que esté de acuerdo con sus exposiciones podré valorar la posibilidad de colocar sus palabras como si fuesen mías, dándole la oportunidad de que sus palabras lleven el honor de la firma de un Rey, aunque al tener su propia Etiqueta todos conocerán la verdadera firma del autor.

Por consiguiente, y en resumen, David dispondrá del honor de poder sentirse libremente crítico en los comentarios de mis post, firmándolo siempre que lo desee como David, pero yo, Rey de tan noble reino, cuando éste sea el caso y si las circunstancias de las que me vea acompañado en ese instante así lo requieran, me veré en la libre decisión de colocar sus magnas palabras en el altar del estrado del que un embajador es merecedor.

He dicho.

viernes, 29 de octubre de 2010

Stones

En la música suele decirse que eres de los Beatles o de los Stones. Y como a mí siempre me tiró más el rock que el pop, que viene a ser más o menos un paralelismo de la elección anterior, pues, entonces, soy obligatoriamente de los Stones. Dejando claro que eso no quiere decir que no ame muchísimas canciones de los Beatles, ni que cada cosa de los Rolling Stones me vuelva loco, aunque casi.

Y es que los Stones tienen ese rock sucio, básico y animal que me pierde. Algo así como unas características o señas de identidad propias que hacen que desde los primeros segundos de la canción ya sabes que son ellos, aunque no la hubieses escuchado nunca. Quizás sea el descaro en las maneras de cantar de Jagger, o ese rítmico riff artrítico de Mr Keith Richards, o las académicas entradas de Watts, o puede que muchos de los punzantes solos del flaco Wood, aunque seguramente sea todo al mismo tiempo lo que tiene gran parte de culpa de mi amor por el rock.

Tardé cuatro tentativas en poder verlos en directo. Recorrí miles de kilómetros para asistir a tan sólo uno de sus conciertos, para vivir de primera mano esa experiencia de saber qué es exactamente eso que dicen de que los abuelos Stones saben, sin lugar a dudas, tocar verdaderamente eso que llaman auténtico rock.


martes, 26 de octubre de 2010

RIP Paul

Hoy es un día triste, triste de verdad, nuestro futurólogo favorito ha fallecido. Nuestro octópodo de curvas delicadas, más sabio que todos los sabios de la antigüedad juntos, nuestro pulpo Paul ha dejado de disfrutar de deliciosos crustáceos y moluscos en urnas con la bandera de España. De manera que es un día de luto para todos sus admiradores, y, como ya saben, en este blog sus predicciones fueron siempre bienvenidas además de agradecidas. Por eso desde aquí pido que pongan su mano derecha en el corazón y guarden un minuto de silencio. Por Paul.

PD: ¿Ahora cómo sabremos quién ganará la Eurocopa 2012?

Elogio de la locura - Erasmo de Rotterdam

Hace ya poco más de un año que viajé, junto con mi señora, en plan turista por Holanda. Nuestro primer destino e inicio de nuestro recorrido por Holanda fue Rotterdam. Allí fue donde me entró, por primera vez, el gusanillo de leer el Elogio de la Locura del humanista Erasmo de Rotterdam. Allí fue, además, donde me enteré de que la beca Erasmus llevaba honoríficamente su nombre, así como el moderno puente Erasmusbrug, uno de los símbolos de la moderna ciudad.

Últimamente, viendo los capítulos de la primera temporada de Los Tudor, ha vuelto a despertar en mí ese interés por leer al filósofo holandés, amigo personal de Tomás Moro.

Elogio de la Locura es una obra irónica, fundamental para comprender el nacimiento de la reforma protestante, así como una de las obras más influyentes en la literatura actual. Publicada en latín en 1511, aunque desarrollada, según el propio Erasmo, en 1509, durante una semana de camino a caballo hacia el encuentro de su buen amigo y canciller inglés Tomás Moro, en cuya vivienda terminó de pulirla. Fue una obra tremendamente popular en su época, a la par que controvertida, que fue incluso traducida a varios idiomas en vida del autor. Es considerada por muchos como el inicio del Humanismo.

viernes, 22 de octubre de 2010

El fardo - Rubén Darío

El poeta Rubén Darío, máximo exponente del modernismo literario fue una de las grandes influencias de la Generación del 98. Gran amigo de los hermanos Machado, o del autor de Luces de Bohemia, Ramón María del Valle Inclán, así como de Juan Ramón Jiménez. Algo "más distante" fue su relación con Baroja y Unamuno. Una buena manera de conocer y profundizar en la Generación del 98 es leer a Rubén Darío. De manera que el libro que me trae hoy aquí es uno del autor nicaragüense, pero no de poesía -otro día será- sino de prosa, que incluye tres relatos breves del prolífico autor. El hombre de Oro, ambientada en la antigua Roma, La muerte de la Emperatriz de la China y El fardo.

El más conocido de los tres relatos es el primero, pero el que verdaderamente más me gustó fue el último: El Fardo. Triste y sosegado pero romántico y memorable.

Este libro tiene la particularidad de que lo he leído completamente dentro del coche. En esas esporádicas ocasiones, mal aparcado, con las luces de emergencia puestas. Tic tac, tic tac...

Pd: Ya ven, hay veces en las que aprovecho el tiempo.

miércoles, 20 de octubre de 2010

La batería

Basta que uno desee algo en esta vida para que todo lo que nos rodea en este caprichoso mundo parezca conjurarse con la intención de impedir que consigamos lo que anhelamos y pretendemos.

Ayer, mismamente, iba yo solícito de camino a mi coche para intentar llegar pronto de vuelta a casa con el fin de quedarme con los niños, para que mi señora pudiese asistir a sus clases de aerobic, y yo, por otra parte, quería hacerme cargo de los mocosos pronto, para endiñarles la cena rápido y acostarlos temprano para poder sentarme en el sofá, delante de la tele, y ver tranquilamente el Real Madrid - Milán de Champions.

Pero ya saben que la vida cuando tiene ganas de cachondeo y de echarse unas risas a nuestra costa sabe cómo hacerlo. De manera que salí del trabajo, apreté el paso hasta el coche, entré en él, metí la llave y no arrancó. No había manera. Nada, muerto. La batería, pensé. ¡Cago en la puta que parió a la batería! Salgo del coche, meto la mano en el bolsillo, saco el móvil ¿y qué me encuentro? ¡El móvil sin batería! ¡Me cago en to' las baterías del mundo!

¿Y ahora cómo llamo al servicio en carreteras? Joder, voy a tener que volver al trabajo y desde allí llamarla y contarle el panorama a mi señora, y que, de paso, haga el favor de llamarme a la grúa y que se olvide de sus clases de aerobic porque seguro que no me da tiempo a llegar antes del inicio. De manera que me dispongo para volver al trabajo pero cuando voy a sacar la llave del coche, no sale la muy cabrona. Resulta que como no tiene batería, no la suelta. ¡Maldita sean estos coches modernos!

¿Qué hacer? No puedo arrancar el coche. No me funciona el móvil. No puedo sacar la llave.

Al final abandoné al coche con la llave puesta- total nadie se lo puede llevar- y volví al trabajo para llamar desde allí.

Afortunadamente la grúa no tardó mucho. Me lo arrancó y me dijo que me diera unas vueltecitas a ver si tenía suerte y recargaba la batería. Así que diez minutos más tarde me encontré conduciendo sin rumbo por la ciudad, sin prisas, escuchando el fútbol en la radio, escuchando cómo un gran Madrid mecía al Milan, ciscándome en mi malasombra.

Pd: por supuesto que cuando llegué a nuestro aparcamiento y apagué el motor no hubo manera de volver a arrancarlo. La batería del día siguiente me costó 160 lauros. Que tengan un buen día.

domingo, 17 de octubre de 2010

Hot Hotel

Existen algunos anuncios publicitarios, nombres de empresas, o simples indicaciones que aunque en un principio parecen no tener oculto ningún doble sentido ni ningún significado encubierto, ocurre -digo-, que por casualidades de la vida, desgracias del azar o del destino, o simple y llanamente la mala suerte, originan un efecto contrario y diametralmente opuesto del que se buscaba, o únicamente algo totalmente distinto y más divertido.

sábado, 16 de octubre de 2010

Los Tudor

"Crees conocer una historia, pero sólo sabes cómo termina. Para llegar al núcleo de la historia, tienes que volver al principio".

Lo confieso. Estoy enganchado a una serie de televisión. No es mi primera vez, ni será la última. Me enganché total y fielmente a las 10 temporadas de Friends, años más tarde a la extraordinaria Hermanos de Sangre y la algo inferior The Pacific.

Ahora estoy atrapado sin posibilidad de escape por Los Tudor. Ya sé que no es una serie que posea demasiado rigor histórico, y que no me termina de encajar Jonathan Rhys-Meyers en el papel del excesivo Enrique VIII, y que tan sólo he visto la primera temporada -diez capítulos-, pero la perspectiva de que aún me quedan tres temporadas por delante, es algo que me ilusiona. Estoy impaciente por sentarme en el sofá y comenzar la segunda temporada.

Mi interés por la Historia, mi particular fascinación por el gran Imperio Carolino, coincidiendo con los inicios del Renacimiento y el Humanismo son ya suficientes motivos para despertar mi interés por su Graciosa Majestad.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Romeo y Julieta - W. Shakespeare

Me avergüenza confesar que a mis treinta y largos años aún no había leído Romeo y Julieta, aunque más sonrojante todavía es afirmar que, además, es la primera obra de Shakespeare que me leo. Al menos, como dice el proverbio, más vale tarde que nunca, ¿no?

¿Qué voy a decir de esta tragedia mundialmente conocida que no se haya dicho ya? ¿Qué añadir de Shakespeare? Pues más bien poco. Pero lo que sí voy a hacer es recomendar a todos que si bien, por la razón que sea, no les apetece leer a Shakespeare, al menos, sí se aproximen a los clásicos. Yo intento cada poco colar un clásico entre mis lecturas y puedo asegurarles que en la mayoría de los casos los disfruté más que las novedades. Aparte de que los clásicos aportan una perspectiva fundamental hacia nuestra historia, nuestro pasado, nuestro territorio común, es una guía básica para comprender de mejor manera todo lo escrito después.

"Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo."

William Shakespeare


domingo, 10 de octubre de 2010

Una San Miguel Selecta

Hoy voy a colgar una foto de uno de esos días calurosos de verano, uno de esos que el Lorenzo aprieta pero bien y al regresar a casa, después de haber huido de aceras golpeadas por el incesante sol, no hay más remedio, ni nada mejor, que abrir una botellita bien fresquita que alivie la sequedad de mi gaznate. Glu glu...

viernes, 8 de octubre de 2010

La estrella

Esta noche juega la selección española su segundo partido de clasificación para la Eurocopa 2012, y lo hace frente a Lituania. El primero de los partidos clasificatorios fue ante Liechtenstein, donde ganamos 0-4 y ahora lo hacemos en Salamanca, en el que va a ser el primer partido de España en casa después de ganar el Mundial 2010. ¡Ay, qué recuerdos aquel 11 de julio!

En Salamanca luciremos sobre el escudo esa estrellita que tanto nos enorgullece y que da tanto brillo a nuestras sonrisas, pero hay que tener cuidado, porque el partido de esta noche es de esos partidos trampa, y es que ya se sabe: partido de celebraciones o de homenajes... partido atravesado y de sorpresas.

Esperemos regresar a casa con buen pie, con buen fútbol y mejor resultado. ¡Aúpa España!

lunes, 4 de octubre de 2010

Crucero de verano - Truman Capote

Crucero de verano es la primera novela escrita por Truman Capote, pero nunca la publicó, de hecho, después de su gran éxito con la novela A sangre fría, abandonó su humilde apartamento de Brooklyn, dando orden al portero de tirar todo lo que allí quedara, pero aquel curioso portero encontró entre los papeles que Capote abandonó: fotos, cartas y el manuscrito de Crucero de verano, y astuta y afortunadamente decidió guardarlos.

Gracias a un familiar de aquel portero de gran olfato, ya fallecido, más de cuarenta años después de aquella mudanza, más de veinte años después de la muerte de Capote, podemos leer la novela.

Es una novela que retrata el turbio verano de Grady McNeil, una jovencita de diecisiete años de la más alta escala social, que ha conseguido convencer a sus padres para que la dejen sola en su ático de Central Park, mientras ellos disfrutan de un crucero de verano por Europa.

Grady prefiere quedarse en Nueva York, fundamentalmente porque tiene un secreto: está enamorada. Y lo que comenzó siendo un flirteo veraniego, acabó convirtiéndose en algo mucho más serio, problemático y oscuro. Mucho más de lo que ella podía prever.

sábado, 2 de octubre de 2010

Otro ejemplo

Aquí tienen otro ejemplo de lo que les vengo diciendo. Por que supongo que convendrán conmigo que esta escultura de fuente tiene un puntito canalla que imagino que no es lo que se buscaba. Y es que hay diseñadores que pierden un poco la perspectiva de lo que vienen haciendo. ¿Digo yo? ¿O es que mi mente es quizás algo rebuscada?

viernes, 1 de octubre de 2010

Diseños

Sin hacer ninguna encuesta ni nada parecido siempre he pensado que la mayoría de los diseñadores son homosexuales. Ya sé que no hace falta ser un lince para darse cuenta, y en realidad, ni me va ni me viene, ni me importa, ni me deja de importar, pero es así, es una realidad obvia, y si no, hagan la prueba, piensen en unos cuantos diseñadores, hagan una lista y seguro que se les cuela más de uno, o al menos, más de uno sospechoso de serlo.

Es posible que los homosexuales tengan, por alguna razón, más desarrollada esa parcela cerebral que lidera el estilismo, la poesía o las artes plásticas en general, seguramente viene ya en el ADN, pero es que hay a algunos a los que no hace falta conocerlos, porque ya en sus diseños se les ve el plumero.

¡Por Dios qué diseño más horrendo!

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Grinderman 2

Hace ya un par de semanas que salió al mercado el nuevo trabajo de estudio de Grinderman, la banda "alternativa" de Nick Cave. La palabra "alternativa", en este caso, está correctamente aplicada pues Nick Cave alterna sus discos con los Bad Seeds y con los Grinderman, y además por ser un álbum verdaderamente alternativa a todo lo que se está cociendo en el panorama musical en cuanto a rock se refiere.

Es el segundo álbum de la banda y así como el primer álbum llevó el título de Grinderman, éste lleva, como título consecuente Grinderman 2. El disco, musicalmente, mantiene, como el título predispone, una lógica continuidad del primero, quizás con un sonido algo más industrial, de manera que si en el primero este envoltorio ya adornaba alguno de los temas, en el segundo se hace más patente y prácticamente todos los temas están empapados de él.

No sabría decir cual de los dos álbumes me gusta más, pero sí puedo afirmar que si tienen ganas de desahogarse, de escuchar un disco distinto, con un sonido fuerte y ruidoso, primitivo y básico a la par que moderno y sofisticado, éste es el disco, pero, por otro lado, si lo que quieren es escuchar algo atrevido, amenazador, rudo, bastardo, pagano, sucio, salvaje, rechinante, desgarrador y mil malditos adjetivos más, entonces, éste también es el disco.

Y aunque el primer single, Heathen Child, no es su mejor tema, les coloco el vídeo paranoico.¡Pónganse de rodillas!



domingo, 26 de septiembre de 2010

Mendel el de los libros - Stefan Zweig

Mendel el de los libros es un hermoso tributo que nos brinda Stefan Zweig -mi autor vienés favorito- sobre el apasionante mundo de la literatura, o más exactamente, sobre el amplio e inabarcable, o quizá sí, universo de los libros. Todo ello a través de un personaje insólito, singular, raro. Un librero, Jacob Mendel, con el que el lector se encariña a cada página. Un personaje que me recordó, de alguna manera, al extraordinario Bartleby, el escribiente de Melville.

El lector puede, sentado junto a la butaca de Mendel, en uno de esos refugios intelectuales que fueron los cafés vieneses a principios del siglo pasado, vivir la manera en la que la guerra lo toca y afecta todo, sesgando con su ardiente filo cualquier cosa, incluso aquello que parecía inmutable e invariable.

Es uno de esos libros que una vez leídos sabes a ciencia cierta que volverás a leer con más placer, si cabe, en la segunda lectura.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Veinticuatro horas en la vida de una mujer - Stefan Zweig

¿Es posible que alguien abandone todo lo que tiene: su elegante y alegre estilo de vida, su estable posición social, su adorable y cariñoso marido, sus ejemplares hijas... todo, simplemente por alguien al que acaba de conocer, del que no sabe prácticamente nada, del que incluso siquiera sabe si le corresponderá? ¿Abandonar su dignidad, el amor de su familia, y todo por una pasión momentánea? ¿Es posible? ¿Y si así fuese? ¿Es creíble una actitud tan aparentemente atolondrada en tan sólo veinticuatro horas? ¿Qué puede remover y hacer temblar la vida de una mujer de una manera tan fulminante y avasalladora?

Estas preguntas se hace Zweig a través de la mente de una mujer, en lo que es un auténtico ejercicio de psicología femenina. Otra lección del maestro. Tomo nota.

martes, 21 de septiembre de 2010

¿A qué me parezco?

- Soy un brócoli y me parezco a un árbol.
- Yo soy una nuez y me parezco a un jodido cerebro.
- Yo soy una seta y odio este juego.

Ja ja ja...

lunes, 20 de septiembre de 2010

Septiembre

Acabo de volver de pasar un fin de semana junto con mi familia en una casa rural. En Villanueva del Trabuco para ser más precisos. Y tengo que decir que, además de pasarlo muy bien, he practicado la gula a destajo. Vuelvo literalmente inflado. Con lo que he comido casi que podrían haber comido una semana 20 niños de esos que salen en los anuncios de Intermón Oxfam. Sinceramente, no estoy orgulloso, pero tampoco me arrepiento y es que se avecina estos próximos días la palabra que tanto nos somete y atemoriza a todos, bueno, a casi todos, que hay gente muy rara: régimen.

No es una elección voluntaria, creánme, es una necesidad física obligatoria... como cada septiembre.

Pd: Por supuesto que este mes de regeneración interior también voy a leer más, arreglar las cosas de la casa, hacer deporte, dejar de fumar, ver menos fútbol, y lo que a ustedes más les interesa, voy a mejorar el blog, aunque sólo sea unos retoques sutiles, o quizás, no sé, algo que no llame la atención pero que quede bien, o, bueno... puede que lo deje como está.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Una bonita enseñanza

Por fin pude ir al cine a ver la nueva película de Woody Allen: Conocerás al hombre de tus sueños. Y, si bien, no es su mejor cinta, sí me gustó. Fue tal como la esperaba, quizás menos redonda de lo que en su cine es habitual, pero me gustó.

Es una película típica de Allen, en la que consigue enamorar y enganchar al espectador con un guión salpicado de diálogos ingeniosos e irónicos, con escenas verdaderamente divertidas, incluso rozando en muchos casos lo disparatado, con giros sorprendentes e inesperados.

Me encantó el sentido final de la película, sobretodo viniendo de alguien que fue -no sé si aún lo sigue siendo- un "adicto" a las consultas psiquiátricas, y que siempre ha tenido colgado esa etiqueta de neurótico enganchado a los medicamentos, de que hay veces en la vida en la que es mejor poseer un espíritu positivo, aunque basado en fundamentos erróneos o equivocados, a un cargamento de pastillas.

Me divirtió la manera en la que Allen cambió a un personaje depresivo, sumiso, negativo y sin voluntad, a través de una dudosa sugestión, en alguien con ganas de enfrentarse positivamente a lo que a todos, inexorablemente, nos viene encima. Una bonita enseñanza.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Una Coronita

Durante mis vacaciones, en uno de esos días tontos, sin sustancia, que siempre se quedan entre semana, a mi señora se le ocurrió la suculenta idea de cocinar comida mejicana. Yo, siempre dispuesto a una comilona, fui raudo a hacer la compra, vaya que cambiase de opinión repentinamente. Lo único que a mi mujer no le hace falta que incluya en la lista de la compra, porque ya lo llevo grabado en mayúsculas en el entrecejo, son las cervezas para la ocasión. Casi tardé más en elegir las cervezas mejicanas que en hacer el resto de la compra.

Al final, tras muchas dudas, me decanté casi aleatoriamente por la marca Sol, pero la que hoy nos ocupa es una de las seis Coronitas que mi hermano y Mari Carmen tuvieron el detallazo de traernos a la cena. Como las Coronitas no llegaron frías, al día siguiente, para acompañar al delicioso chili con carne que sobró, tuve que hacer el terrible esfuerzo de colar dos rodajas de limón en el cuello de una Coronita y brindar por ustedes. ¡Saludos chingones, carajo!




sábado, 11 de septiembre de 2010

Angelina Sanz

Hoy me he enterado de que Angelina Jolie tiene una doble, y, que además, es española, se llama Lina Sanz, aunque su nombre de guerra en Hollywood es Lina Sands. Es simplemente impresionante el parecido. Y sí, es más joven. Juzguen ustedes mismos.


¿Fue él? - Stefan Zweig

Hace unos meses leí Novela de ajedrez, de Stefan Zweig, y desde aquel día he visitado varias veces las librerías buscando algún libro del magnífico autor vienés. Ya he comprado alguno que otro, y les aseguro que tienen un lugar preferente en mi lista de libros por leer. No se preocupen que ya les iré contando.

El primero que he leído, de los que tengo en casa, ha sido ¿Fue él?, que es una novela corta, de apenas ochenta páginas, en una esmerada y coqueta edición publicada -¿cómo no?- por la editorial Acantilado. Entre su párrafos se respira amor, pasión, amistad, celos, odio, humillación y, por encima de todo, venganza.

¿Fue él? es otra joyita que Zweig nos dejó un buen día, donde da clases de escritura en cada una de sus página. Los dos libros que he leído de él son, a ciencia cierta, libros muy recomendables para cualquiera, sin distinción de gustos. Ya les digo, un auténtico maestro. ¡Cómo disfruto leyendo a este hombre!

Esta novelita la leí en Lisboa, en los cansados ratos antes de dormir, y créanme que hizo que de mi viaje a la capital lusa me trajese un mejor recuerdo. Obrigado Mr Zweig.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Conocerás al hombre de tus sueños

Por hache o por be se me está escapando de las salas la nueva película de Woody Allen. No se me ha pasado ninguna de las, no sé, diez, doce, quince últimas películas de Mr Allen. Espero este fin de semana poder, por fin, ir a verla. Les dejo el trailer en español.


miércoles, 8 de septiembre de 2010

Manos fuera

Hay cosas que ni aun viéndolas me las puedo creer. Como diría un ministro: manda huevos...

¿Y dice que consigue un alivio instantáneo? ¿Y que dura 6 horas? ¡Venga ya!

martes, 7 de septiembre de 2010

Chesil Beach - Ian McEwan

Chesil Beach es la segunda novela de Ian McEwan que he leído -la primera fue Ámsterdam-, y si bien ninguna de las dos novelas me han entusiasmado, sí me han dejado un buen sabor de boca, especialmente ésta, que es la última que ha publicado el autor británico.

Chesil Beach es el nombre de la playa junto a la que está situado el hotel donde Edward y Florence, dos inocentes jóvenes de distinta clase social, pasan su noche de bodas, su primera noche juntos, donde compartirán sus dudas, sus miedos y fobias, consecuencias de una sociedad conservadora, en la que el tema sexual fue siempre un tabú.

Es una novela entretenida y amena, bien escrita, con la que merece la pena pasar un buen rato, como el que yo pasé en el minúsculo avión que me llevara a Lisboa.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Obrigado Lisboa

En nuestro último día en Lisboa, o mejor dicho, en nuestras últimas horas en la capital lusa, sólo tuvimos tiempo de bajar en metro a la Baixa, donde habíamos echado el ojo el día anterior a una pastelería donde comprar unos pasteles de nata para nuestros familiares, de manera que llegasen fresquitos a Málaga. A pesar de nuestro poco tiempo, en una esquina junto a la Plaza del Rossio, delante de la estropeada y malcuidada Iglesia de Santo Domingo, en un puesto de Ginjinha, probamos el auténtico licor de guida portugués, algo fuerte para tomar por la mañana, pero que deja un regusto a sabor dulce en el fondo del paladar.

Así nos despedimos de Lisboa, brindando por nuestros niños y deseando que algún día podamos volver con ellos a esta ciudad bella y romántica, de la que tan buen recuerdo nos llevamos para España.

Volvimos en metro al hotel para recoger nuestras maletas, y desde allí en taxi hasta el aeropuerto para coger la diminuta avioneta que nos llevaría de vuelta a casa. Locos por ver a los pequeñines.

Obrigado Lisboa.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Una Lisboa cultural

Para nuestro último día completo en Lisboa teníamos previstas varias visitas sueltas en distintos puntos de la ciudad. Nuestra primera parada era la Praça de Espanha, a la que llegamos en metro porque, aunque no está situada muy retirada de nuestro hotel, el día despertó caluroso y así lo aconsejaba. La plaza de España tiene, en mi opinión, poco encanto, tan sólo un arco en mitad de una plaza rodeada de amplias avenidas. Muy cerca de ella está el Museu Calouste Gulbenkian, que debe ser visita obligada e imprescindible para todo el que visite Lisboa.

El Museo tiene una muy amplia colección que incluye principalmente arte oriental, clásico y europeo, con conmovedoras esculturas y pinturas de Rubens, Rembrandt, Frans Hals, Manet, Renoir, Degas... y un largo etcétera. Sólo vimos la exposición permanente, que era la que captó nuestro interés, y no nos defraudó. Salimos encantados de nuestra elección.

Desde el museo fuimos en busca de algunos regalos para nuestros niños, que tan despreocupadamente habíamos dejado casi para el final. Una vez terminadas las compras, fuimos al hotel a dejarlas, y decidimos almorzar en horario portugués (una hora antes), en una pizzería camino de la Plaza Marqués de Pombal, desde donde tendría su inicio el autobús turístico que recorre la ciudad. Así que después del almuerzo compramos los billetes, subimos a la parte de arriba del autobús de dos plantas, nos colocamos los auriculares, y revisitamos la ciudad comprobando que había pocas cosas de las que veíamos, desde tan cómoda posición, que no la hubiésemos pateado durante los días anteriores.

Nos bajamos del autobús en la parada de la Praça da Estrela, junto a la Basílica da Estrela, de imponente y nívea fachada. Una vez dentro de la enorme iglesia, nos detuvimos, sentados, para leer la descripción del interior del edificio, que viene ampliamente detallada en nuestra guía, así como su resumen histórico, al mismo tiempo que disfrutábamos de un descanso, fresco y sombreado, para continuar, después, con nuestro itinerario.

A la salida de la Basílica visitamos brevemente el frondoso Jardín da Estrela, justo antes de volver al autobús, subir de nuevo a la segunda planta, de camino hacia Belém. Una vez en Belém, nuestra siguiente visita fue el Museu dos Coches, o Museo Nacional de Carruajes, donde nos acordamos de nuestro cuñado Chiqui, gran aficionado al mundo del caballo y los carruajes. Particularmente no soy un gran aficionado a los carruajes y lo que más llamó mi distraída atención fue el grandioso edificio donde se ubica el Museo.

Antes de abandonar Belém, no dejamos pasar la oportunidad de tomarnos otros exquisitos pastéis de Belém en nuestra pastelería favorita de Lisboa, aunque previamente compré un pequeño pastel para el camino al que ya había echado el ojo -no al camino, sino al pastel- en nuestra anterior visita a Belém. Pastel de cerveza, rezaba el cartel en la puerta del establecimiento, y claro, con semejante publicidad no pude pasar de largo, por segunda vez, sin probarlo.

Volvimos al autobús turístico que nos llevaría de vuelta a Lisboa, disfrutando de las vistas en el recorrido hasta llegar, de nuevo, a la Plaza Marqués de Pombal, donde nos apeamos y regresamos al hotel para darnos una ducha rápida y arreglarnos para la reserva que realizamos, la tarde anterior, para cenar en un restaurante de fados.

Sin darnos cuenta nos presentamos cerca del hotel con una hora de antelación, por lo que decidimos deambular pateando por los alrededores de Chiado, donde estaba situado el restaurante de nuestra reserva. Volvimos a fotografiarnos frente la cafetería A Brasileira, junto a la escultura de Pessoa, cercana a la Plaza de Luis de Camoes, pero esta vez vestidos de bonito.

El restaurante resultó algo caro pero de mucha calidad y excelente servicio, además de bonito, aunque teniendo en cuenta que en el precio incluía la actuación de al menos tres fadistas, ya no me lo pareció tanto. Digo al menos, porque nosotros una vez que terminó la actuación del tercer fadista abandonamos el restaurante, debido a que en ese momento ya estábamos verdaderamente cansados, y se nos fueron cerrando los párpados progresivamente hasta llegar al hotel.

domingo, 29 de agosto de 2010

Toros, peces, mariscos y gallos

El cuarto día en Lisboa lo dejamos para rematar las cosas que no habíamos visitado en los días anteriores. Nuestro primer destino era llegar hasta Campo Pequeno, para ello fuimos a pie atravesando la Praça do Duque de Saldanha y a lo largo de la Avenida de la República. En el trayecto nos encontramos con bonitas fachadas inspiradas en arquitectura Art Nouveau. Una vez que rodeamos la Plaza de Toros, admirados por la estructura circular en ladrillo rojo, nos sumergimos en la estación de metro que hay justo debajo de la plaza.

Nuestro siguiente objetivo era la Estación de Oriente, que es la parada obligatoria para visitar la Sede de la Exposición Universal de 1998. La estación es una estilizada y novedosa estación diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava para la inauguración de la Exposición. Entre la estación y el Parque de las Naciones se encuentra el Centro Comercial Vasco da Gama, que es una lógica continuación arquitectónica entre ambas instalaciones.

Lo primero que encontramos al entrar en el Parque de las Naciones desde el Centro Vasco da Gama es una escultura de grandes dimensiones del escultor portugués Jorge Vieira, que representa al Hombre-Sol, justo delante del Pabellón Atlántico, que es el pabellón de mayor tamaño de Portugal, aunque no pudimos dar fe de ello pues no podía visitarse porque sólo se utiliza para importantes espectáculos variados, pero, por otro lado, sí pudimos visitar el Oceanário de Lisboa, que es un enorme edificio -el segundo más grande de Europa-, cuya principal atracción es un gran tanque central donde coexisten gran cantidad de especies marinas. La primera impresión al estar delante del tanque es sentirse invadido por una serena quietud, una descansada tranquilidad de ver como los peces van y vienen contagiando su plena armonía marina. Uno siente querencia por sentarse delante de tan magno espectáculo e inundar su mente con los hipnóticos recorridos de los peces dentro del tanque.

A la salida del Oceanário nos montamos en el teleférico, que a Pepi no le hizo mucha gracia, y recorrimos, colgados en la cabina, la distancia desde el Oceanário hasta la Torre Vasco da Gama, que estaba en obras y no pudimos visitar. Después de tan calurosa experiencia, pues dentro de las cabinas apenas existía ventilación, volvimos al metro hacia la estación más cercana a la parte alta del Parque Eduardo VII. Bajo un sol acuciante y amenazador conseguimos llegar junto a la gigantesca bandera portuguesa en lo más alto del Parque. Desde allí hay una fenomenal vista del parque, la Avenida Liberdade y del centro de Lisboa, como una panorámica general del río Tajo.

Tanto caminar nos abrió el apetito y nos secó el gaznate, pero a estas alturas todos debéis saber que Pepi y yo sabemos como aliviarlos, así que, poco después, y sin pensarlo mucho, estábamos sentados delante de una suculenta mariscada. Puedo asegurar que no pudimos con todo, pero que con casi todo sí que pudimos. Dos horas después salimos por la puerta del restaurante literalmente doblados y aboyados de tan tremenda comilona. Decidimos que la mejor manera de reposar la mariscada era caminar un rato, pero el Lorenzo sobre nuestras cabezas tornó el pasear por un viaje en metro y una subida en funicular hasta el Mirador de San Pedro de Alcántara -en el Barrio Alto-, y es que lo que no alivia una buena caminata lo consigue una buena sentada y algo más de tiempo. De manera que, con excelentes vistas a la ciudad, y con la precaución de encontrar un banco favorecido por una generosa sombra, fuimos pasando la tarde mientras estudiábamos el mapa y decidíamos por qué callejuelas bajaríamos hasta llegar a la Plaça da Figueiras, intentando no perdernos la Igleisa de Sao Roque, las típicas fachadas da Rua da Trindade, el Teatro Trindade, la Cervejaria da Trindade, sin olvidar la Praça Luis de Camoes, para volver a pasar frente a la estatua de Pessoa en la cafetería A Brasileira. Continuamos, siempre hacia abajo, por Rua Garret primero y por Rua do Carmo después para una vez en la Praça da Figueira coger un típico tranvía que nos hiciera el recorrido hasta el Castelo Sao Jorge para, sin bajarnos, volver a la misma Plaza.

Desde ese momento, subimos y bajamos la gran mayoría de las calles principales de la Baixa que bajan hasta la Plaza del Comercio, asomándonos a las tiendas de souvenir, buscando algún pequeño recuerdo que llevarnos para España, callejeando de manera desordenada, esperando que la noche lisboeta nos empujara hacia nuestro hotel donde echamos el cerrojo a tan aprovechado día.

viernes, 27 de agosto de 2010

Los Alrededores de Lisboa

Para nuestro tercer día en Portugal habíamos contratado una excursión que nos obligó a madrugar, pues vendrían a recogernos al hotel a las nueve de la mañana. Así que nos despertamos temprano para aprovechar el estupendo desayuno bufé que teníamos incluido en el precio de la habitación.

Nuestro primer destino fue Sintra, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y el primer palacio que visitamos fue el que está situado en el mismo centro de la ciudad, el Palácio da Vila (Palacio Nacional de Sintra ), cuyo principal rasgo característico son sus dos monumentales chimeneas cónicas de la cocina. Interiormente es un Palacio bien conservado, con muchas estancias bien decoradas. Me gustó bastante la Sala de los escudos, bien decorada con su típica cerámica portuguesa. Una vez terminada la visita, muy bien explicada por nuestra documentada guía, tuvimos una media hora de esparcimiento para pasear por el centro de Sintra. Es una ciudad bastante pequeña y sus calles se recorren en pocos minutos, así que aprovechamos para hacer una parada y tomarnos unos pasteles típicos de Sintra, que son unos pequeños pasteles de queso.

Seguidamente nos dirigimos al Palácio Nacional da Pena (Palacio Nacional de la Peña), que también es Patrimonio de la Humanidad. Este palacio fue reconstruido sobre un antiguo monasterio por Fernando II de Portugal. El Palacio es una mezcla de estilos totalmente intencionada, muy usual en la mentalidad romántica del siglo XIX, tan enamorada de lo exótico. Desde el palacio se puede obtener vistas del Castelo dos Mouros (Castillo de los Moros), aunque nosotros no las tuvimos debido a una intensa neblina que nos envolvió toda la mañana. Tan interesante como el Palacio exteriormente es también interiormente, muy adornado, con gran cantidad de detalles, azulejos, salas orientales, árabes... Todo el palacio está asentado sobre un pico de peñascos, en medio de un gran bosque frondoso de abundante vegetación, por lo que cogimos un autobús para subir a todo lo alto.

Seguimos en busca del punto continental más occidental de Europa, el Cabo da Roca (Cabo de la Roca), situado en el parque natural de Sintra-Cascais, a unos 18 Km de Sintra. El poeta Luis de Camoes lo nombró como el lugar donde la tierra acaba y el mar comienza. Es un paisaje grandioso, donde uno se coloca mirando al océano Atlántico y puede sentir, en ese instante, la sensación de tener a toda Europa y Asia a sus espaldas. Valió la pena ir a visitarlo. No faltó el grupo de japoneses en chanclas, cámara en mano, acercándose tanto al acantilado para hacerse una foto que a más de uno se nos heló el cuerpo al ver cómo se juega una la vida por una foto. En fin...

Antes de acercarnos al Cabo da Roca, nos detuvimos en un restaurante que había junto al faro para almorzar. Sólo comentaré de ese almuerzo que todo el rato que me duró la jarra de litro, sí una jarrita de un litro de cerveza Super Bock, tuve presente que al estar situado en la mesa más occidental del restaurante fui durante largo rato el cervecero en acción más occidental de la Europa continental. Ea, ya lo he dicho.

Después de un buen rato haciéndonos fotografías seguimos por el Parque Natural hacia la Boca del Infierno, un espectacular paisaje natural formado por las olas envistiendo sobre el acantilado, aunque, afortunadamente, cuando nosotros la visitamos el océano estaba bastante tranquilo. Seguimos hacia Cascais, parándonos sólo un instante para ver la playa del Guincho, paraíso para windsurfistas por sus constantes fuertes vientos.

En Cascais hicimos un pequeño descanso parando para poder pasear por el centro histórico y admirar los palacetes que abundan por el casco antiguo y por todo su litoral. Tiene una pequeña playa de arena fina junto a un coqueto puerto deportivo. La arquitectura es muy variada, desde pequeños castillitos, a edificios modernos o de estilo colonial. Un pastiche que, en conjunto, quedaba bonito.

Continuamos en nuestra furgoneta turística hacia Estoril, la cual vimos ya sin bajar del vehículo. Rodeamos la rotonda en honor a los padres del Rey de España, cerca de la vivienda donde éste pasó su adolescencia, también pasamos frente el Hotel Palacio de Estoril, que fue nido de espías en plena guerra fría, donde Ian Fleming se inspiró para su afamado personaje de James Bond, así como al conocidísimo Casino de Estoril. Ahí terminó nuestro tour turístico. Nos dejaron en el hotel donde descansamos hasta la hora de cenar, donde fuimos a cenar a un restaurante próximo a nuestro hotel.