jueves, 31 de diciembre de 2009

Me basta

Había pensado comenzar el post de hoy deseándoles que se cumplan todos sus deseos para este año entrante, pero visto que no pueden ganar el Real Madrid y el Barcelona al mismo tiempo la Champions este año en el Bernabéu y hay muchos malgastando sus deseos. Me conformo con que tengan salud y que se recuperen pronto de la borrachera de esta noche.

Con eso me basta.


Sistemas solares

He visto en mi vida cosas increíbles. Verdaderamente increíbles. Pero este cartel me ha hecho replantearme todo lo hasta ahora visto. ¿Pero qué es esto? ¿que venden qué?


Yo por si acaso me pido dos, que me gusta hacer regalos originales.

martes, 29 de diciembre de 2009

Sophia - Colin Thubron

Suelo elegir los libros que leo entre los muchos, muchísimos grandes clásicos que me quedan por leer. Grandes novelas, faros de referencia de la historia de la literatura, esos libros que ahora son bautizados como "imprescindibles" o "de obligada lectura". También me dejo aconsejar por unas cuantas personas que considero tienen un buen paladar con los libros, pues ya me señalaron tal o cual libro que dejó en mí un imborrable recuerdo.

Una vez que tengo un buen puñado de libros "finalistas", me dejo llevar un poco por mi olfato. No es una ciencia exacta y me he llevado enormes sorpresas, a veces amargas, a veces dulces, porque que los libros se digieran bien depende del estómago de cada cual. La carta de menú es amplia, sólo hay que acertar en la elección de los platos. Cuestión de gustos.

De todas formas, lo bueno de esto es que no es una ciencia exacta y todos hemos leído algún libro que nos gustó sólo a nosotros y otros que les gustó a todos menos a nosotros. En definitiva, que tengo una especie de metodología o plan a seguir a la hora de elegir un libro.

Pero a lo que yo iba -que se me va la cabeza escribiendo- es que la última novela que me he leído la compré sin conocer el autor, ni me fue recomendada por nadie, ni siquiera mi instinto de lector me incitaba a comprarlo. Lo hice por el título y su portada. El libro se titula Sophia. El mismo nombre que mi señora y yo decidimos ponerle a nuestra hija. Eso fue lo que me llevó a comprarlo. Eso y su atractiva edición y fotografía de portada.

Una vez que lo he leído, me reafirmo en no volver a comprar los libros ni por sus portadas ni por el título, sino siguiendo mi tradicional sistema de elección. ¡Ay!

sábado, 26 de diciembre de 2009

Las piernas cruzadas

En días lluviosos como el de hoy recuerdo aquellas tardes frías y lluviosas de fines de semana, cuando aún vivía en casa de mis padres, y era un adolescente ocioso y distraído.

Me vienen a la memoria como justo después del almuerzo mi padre solía encender la chimenea y sentarse junto al calor del fuego, con sus papeles y pentagramas, mientras en la televisión echaban los documentales de La 2. Mi madre solía, después de recoger los platos del almuerzo, darle que te pego a los pedales de la máquina de coser al mismo tiempo que mi hermana parecía dividir todo su tiempo encerrada entre el cuarto de baño y su cuarto. Todos teníamos nuestros quehaceres.

Mi hermano, que era mayor, se enclaustraba en nuestro cuarto común a hincar codos, preparando su futuro, que es ahora su merecido presente, mientras yo, derrochaba mi tiempo sentado cerca del equipo de música con los auriculares a todo gas, agarrados a mis orejas, aislado de todo y de todos. Tan sólo volvía a la realidad cuando mi hermano aparecía escaleras abajo para despejarse la cabeza después de tanto estudio, y yo, entonces, dejaba todo lo que estaba haciendo e iba tras él. Loco porque jugara conmigo a lo que fuese. A piedra papel tijera, a los chinos o simplemente me sentaba en el sofá junto a él . Mi madre tenía puesta la tele viendo cualquier película programada de Paco Martínez Soria, mientras mi hermando y yo, sentados con las piernas cruzadas y enfrentadas, de manera que inconscientemente chocábamos las suelas de los zapatos. Lo hacíamos a ritmo, disfrutando de algo tan tonto y simple, pero juntos, que al fin y al cabo es lo que nos hacía felices.

jueves, 24 de diciembre de 2009

El secreto...

De vez en cuando me gusta colocar uno de esos anuncios que pasan por la pantalla y a muchos de nosotros se nos ha escapado, otras veces son anuncios pensados para internet y por lo que sea nos los perdemos. Así que hoy, en un día tan señalado, cuelgo uno de esos anuncios que son un regalo, y, como hoy la cosa va de regalos, pues aquí va el mío:


lunes, 21 de diciembre de 2009

Pipí 2

Volviendo al tema de la incontinencia he encontrado esto:

domingo, 20 de diciembre de 2009

Pipí

En las últimas semanas en los programas deportivos nos han repetido una y otra vez una acción en la que se ve a Lehmann -portero del Sttutgart- orinando durante un partido de Champions. Ahora ha ocurrido lo mismo con un portero en el Mundialito, éste lo ha hecho más disimuladamente pero dentro del terreno de juego. Y yo me pregunto a qué se deberá tanta incontinencia...

¿será por la publicidad que lucen?

viernes, 18 de diciembre de 2009

El caramelito

Y qué me dicen del caramelo que, según se afirma como reclamo, desearán tragar.

Madre mía qué cosas hay que ver.


El huevo salchicha

Siguiendo con el post anterior de platos o comidas extrañas. ¿sabría alguien decirme qué pone un huevo así? ¿Un cruce entre gallina y perro salchicha quizás? ¡¡Increíble!!

martes, 15 de diciembre de 2009

¿Eeeeh?

Me ocurre muchas veces que cuando leo un menú de un restaurante no sé exactamente qué es lo que quieren decir en la carta con crujiente de... al aroma de... compuesto de... y demás cursilerías con las que se adornan los nuevos chefs con aspiraciones de decoradores, especialmente en lo que a celebraciones de boda se refiere.

Y es que parece que cada vez es más difícil llamar a las cosas por su nombre, aunque reconozco que es cierto que hay ocasiones en las que nombrar un plato es bastante complicado. Si no vean esto:



















Pero ¿Qué es esto? ¿Un pincho de salchicha con patatas? ¿Un salchipapa pinchado en un palo? ¿Una brocheta de salchicha en gabardina de patatas? ¿Un hotdogchips? ¿un papadog? ¡¡Madre mía!!

domingo, 13 de diciembre de 2009

La silla espacial

Para anunciar las nuevas pantallas Toshiba, se les ha ocurrido lanzar una silla al espacio. Sí, sí, lanzaron al espacio una silla colgada de un globo de helio, grabando todo desde cámaras de alta definición, realizando así el anuncio a mayor altura jamás grabado. El resultado me gusta.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Grinderman

Hace tiempo que no hago una entrada de música en este blog, y hoy me apetece un poco de rock, como casi siempre. Algo que no necesite una introducción muy amplia, algo para ir directo al ajo.

Ese algo que no necesita muchas presentaciones es Nick Cave y su grupo paralelo Grinderman, en el que se ha dejado de ñoñerías y ha hecho un disco tremendamente crudo, que no es nuevo, pero suena como si un reverendo de voz profunda de un pequeño pueblo ballenero decidiera mandar en busca de la muerte a todos su feligreses.

Y es que para hacer el disco que se ha marcado el bueno de Cave con los Grinderman hace falta mucha mala leche, experiencia y, sobretodo, no seguir tendencias. Ahí lo llevan:




Maldita sea, es adictivo, os coloco otro y fíjense en la miniguitarra que se calza el pavo que lo acompaña, y los pantalones rosa del batería. Joder, qué me gusta esta canción.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Mountain Bike

Ayer me crucé con este vídeo y es espectacular. Da gusto verlos. Parece tan fácil, tan sencillo, da la impresión de que no conlleva riesgo. Es impresionante ver a la velocidad que van.

Aconsejo ver el vídeo en HD y a pantalla completa. El volumen no es importante.



¿A que es una pasada?

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Alta traición

El pasado lunes 30 de noviembre se entregó el Premio Cervantes -máximo galardón de las letras hispanas- al mexicano José Emilio Pacheco, también reciente ganador del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

Pacheco era un autor totalmente desconocido para mí, así que busqué por la red, encontré un par de entrevistas realizadas después de ganar el Cervantes, y unas cuantas poesías. Me gustó lo que leí. Por eso os dejo, para que disfrutéis, unos de los poemas que me agarraron hondo:

Alta traición

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida

por diez lugares suyos,
cierta gente,

puertos, bosques de pinos,
fortalezas,

una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,

varias figuras de su historia,
montañas

-y tres o cuatro ríos.

domingo, 29 de noviembre de 2009

El pequeño presuntuoso

Bajé a la panadería a comprar el pan para el desayuno. Había una pequeña cola de tres o cuatro personas. Al lado mía, un niño de unos 14 años mira el escudo del Málaga de la sudadera que llevo puesta y me dice: "Hoy os vamos a meter una goleada", le miro, sonrío y le contesto que habrá que jugar el partido antes, o es que acaso crees que van a ganar el partido desde el autobús. El niño, con su engañosa lógica aplastante, me contesta como si fuese una máxima a cumplir:

- Es que el Málaga es el último y el Sevilla es el tercero.
- ¿Y?
- Pues que os vamos a meter una goleada.
- El año pasado pensarías lo mismo y ganamos.
- Nooo. El Málaga estaba en segunda el año pasado.
- De eso nada hijo, el año pasado acabamos octavos de la clasificación y el Sevilla no nos ganó ninguno de los dos partidos.
- (Se quedó pensando contrariado y después dijo) Ah, es verdad... pero este año os vamos a meter por lo menos cuatro.
- Habrá que jugar primero, ¿no?... ya veremos.
- En la primera parte -dijo sacando pecho- 2-0.
- Le toqué el pelo, dándole dos palmaditas y le contesté: ya veremos, ya veremos...

Hoy he vuelto a la panadería y no he coincidido con el niño -una lástima-, pero espero que se acordara de mí como yo me acordé de él en el descanso cuando el partido iba 0-2.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Cuando la noche obliga - Montero Glez

Cuando la noche obliga es de todas las novelas que he leído de Montero Glez, posiblemente la que mejor sabor de boca me ha dejado. He disfrutado leyéndola, he tenido que volver sobre lo leído de lo mucho que me ha gustado leerlo. Con lo que puedo decir que he leído y releído la novela al mismo tiempo. La novela se lee dando saltos de atrás hacia delante y desde el final hacia el principio, de manera que llegué al final anunciado y esperado varias veces antes de terminar. Pero da lo mismo, porque lo mejor de Montero no es lo que cuenta, sino cómo lo cuenta, cómo busca entre los huecos de las palabras ese viento que empuja a contrapelo en las esquinas de las frases.

Así que si quieren irse de burdeles, buscar tesoros, viajar a la costa gaditana, descubrir lo que es un mojadito y perseguir en moto a un putero vendedor de biblias, entonces, llamen a la puerta de lo de La Chacón, o mejor, abran la primera página y sientan cómo cruza las piernas una mujer con más curvas que una botella de Coca-Cola.

Mis reseñas anteriores de Montero Glez:

A ras de "yerba"

Diario de un hincha
Besos de fogueo
El verano: Lo crudo y lo podrido
Sed de champán
Manteca colorá


martes, 24 de noviembre de 2009

Sin resistencia

Ayer me tomé el primer mantecado de la temporada navideña. Un típico mantecado artesanal de almendra y ajonjolí. Para chuparse los dedos, como realmente hice. Además lo acompañé de un alfajor, también de almendra. También buenísimo. No pude resistirme. O quizás sí, pero no quise.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Cuesta arriba

Ayer, fui -como vengo haciendo durante los últimos diez años cada dos domingos- a la Rosaleda para ver jugar a mi equipo. El Málaga CF.

Me senté en mi localidad, con mi paquete de pipas en la mano y la bufanda al cuello, esperando y deseando ver un buen partido de fútbol, pero sobre todo, ver ganar a mi equipo. Desde el pitido inicial todo se fue torciendo, un juego al patadón, una defensa descompensada, un equipo roto por la mitad. Se presagiaba un final dramático. Otra semana más sin conocer la victoria, y es que conforme avanza el partido me parece imposible que el equipo gane a nadie.

Empezamos la temporada de manera esperanzadora, con buen juego y un muy buen resultado (3-0 al Atlético), pero desde entonces no hemos sido capaces de ganar ningún partido más y ya van once jornadas. Pero lo que es peor es que cada vez se ve más lejano. En los primeros partidos he ido echándole la culpa a la mala suerte en unos casos, a los árbitros en otras, a las múltiples e inoportunas lesiones o a fallos puntuales, pero ya ha llegado el momento en el que los malos resultados han ido inclinando al Málaga a jugar de manera nerviosa y desordenada. Sin fe ni rumbo.

Ayer vi síntomas de nerviosismo y no saber estar en muchos casos, lo que no deja de ser en parte lógico, pero es que es de suponer que jugadores experimentados, que cobran más que el resto porque saben soportar la presión fuesen quizá los más afectados. Weligton se autoexpulsó justo en el momento más inoportuno puesto que el Zaragoza se había quedado con diez. Apoño escupió a un jugador del Zaragoza en un rifi rafe entre ambos en el que mereció ser expulsado. Para colmo nos marcaron de penalti más que dudoso y en cualquier caso inocente y absurdo por parte de Munúa. Y si digo que el mejor del Málaga, en mi opinión, fue el jugador de la cantera, debutante en primera Iván González lo explico todo.

La plantilla del Málaga está al borde de un ataque de nervios, incluido el entrenador, que cambia de sistema cada tres partidos, que no termina de repetir el once titular y que está más que desafortunado con los cambios.

Da la impresión de que aquel que salió a jugar su partido, a intentar hacerlo lo mejor posible, concentrado, a ir a lo suyo, a cumplir en su parcela y a darlo todo, fue el mejor. Mientras que gran parte de la plantilla se pierde en riñas con los adversarios, en quejas al árbitro, incluso en discutir entre compañeros...

No puedo más que estar pesimista ante lo que nos viene encima y espero que el viento cambie y sople a favor y tomaré como primera señal del cambio positivo que el tiro al palo, en esta ocasión, fue del rival. Y que si merecimos perder, al menos empatamos.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Viagra

¿Vieron este más que gracioso anuncio?
















Ya lo comprendo todo.

martes, 17 de noviembre de 2009

Nieve en la butaca

El domingo pasado mi señora y yo nos levantamos temprano y fuimos a Londres. En serio. Paseamos en coche de caballo bajo la nieve por las empedradas calles de los alrededores de la magestuosa St Paul. Visitamos la mansión de Ebenezer Scrooge, y seguidamente, la humilde vivienda de la familia de Bob Cratchit. Sobrevolamos el Londres de mediados del siglo XIX, por encima de inclinados tejados de pizarra, viendo salir el oscuro humo que escapa de sus chimeneas. Incluso rozamos, en nuestro vuelo, la famosa torre del Big Ben mientras estaba en construcción.

Todo ello lo hicimos desde la butaca de un cine, donde, a veces, los sueños se hacen realidad.

Siempre tuve especial cariño al clásico de Dickens y verlo en 3D era una experiencia que no quería dejar pasar. Me ha encantado y por eso la recomiendo.

Así que si todavía no han ido a ver la nueva versión de Cuento de Navidad corran a ocupar sus asientos antes de que sea demasiado tarde. Merece la pena.

Si quieren informarse pulsar aquí.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Que sigan, que sigan...

No hace mucho que dijo el tenista Martín del Potro, cuando España se jugaba en Argentina la final de la Copa Davies, que fuese Nadal que iban a sacarle los calzones del orto. Todos sabemos como acabó aquello, para escarnio de los argentinos.

Hoy viene la selección Argentina de Maradona, a España, y sólo espero, sin acritud, que la sigan mamando...

...los colchoneros prepararán el colchón, que para eso se juega en el Vicente Calderón.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Just Breath - Pearl Jam



Just Breathe
Artist: Pearl Jam
Composer: Pearl Jam

Yes I understand that every life must end, aw huh,..
As we sit alone, I know someday we must go, aw huh,..
I’m a lucky man to count on both hands
The ones I love,..

Some folks just have one,
Others they got none, aw huh,..

Stay with me,..
Let’s just breathe.

Practiced are my sins,
Never gonna let me win, aw huh,..
Under everything, just another human being, aw huh,..
Yeh, I don’t wanna hurt, there’s so much in this world
To make me bleed.

Stay with me,..
You’re all I see.

Did I say that I need you?
Did I say that I want you?
Oh, if I didn’t now I’m a fool you see,..
No one knows this more than me.
As I come clean.

I wonder everyday
as I look upon your face, aw huh,..
Everything you gave
And nothing you would take, aw huh,..
Nothing you would take,..
Everything you gave.

Did I say that I need you?
Oh, Did I say that I want you?
Oh, if I didn’t now I’m a fool you see,..
No one know this more than me.
As I come clean.

Nothing you would take,..
everything you gave.
Hold me till I die,..
Meet you on the other side.

martes, 10 de noviembre de 2009

Ánimo pareja

El único consuelo ante la desgracia
es saber que delante de vosotros tenéis
un océano de oportunidades,
un mar de futuro por amueblar
y una familia para apoyaros.

¡Ánimo pareja!

Guarda tu amor

Hace mucho tiempo, allá por el año del Naranjito, cuando yo apenas tenía nueve años y todavía era un enano imberbe, mi hermano trajo un disco a casa de una canción cantada medio en italiano medio en inglés -al menos, ese es el recuerdo que yo mantenía-. El disco en cuestión era un maxi single, con apenas dos canciones, una en cada cara. Aquel disco se convirtió en nuestra casa en el más escuchado durante aquellas navidades. Durante los años siguientes aún seguíamos escuchando el disco en el que aparecía en la portada una guapa rubia y un italiano con bigote.

Pasó el tiempo, el disco se perdió por trasteros o armarios y le perdimos la pista. Tanto se la perdí que olvidé completamente el título de la canción e incluso el nombre del dúo, pero la melodía seguía viniendo a mí de vez en cuando. Me esforcé por intentar recordar el título, o el nombre del dúo. Me he devanado los sesos intentándolo, pero sin fruto.

Ayer, por fin, años más tarde, mientras conducía, buscando un programa de radio deportivo, pasé por encima de una cadena inglesa en la que estaba milagrosamente sonando la canción. ¡Suerte la mía! Con muchos nervios, sólo conseguí retener algunas frases de la canción en la memoria, pero fue suficiente. Google hizo el resto. Ahora no hago otra cosa que escuchar la canción: Save your love - Renée y Renato.

Así que hoy le dedico el post a mi hermano, que anda jodidillo y espero que se anime escuchándola.

Una actuación:




El vídeo original:




SAVE YOUR LOVE - 1982

Save your love my darling, save your love
For summer nights with moon and stars above
A serenade I long to sing you
The reddest rose I'll always bring you
Save your love for Roma and for me

Darling I will love you endlessly
Even though you're far away from me
I can't forget the words I told you
How it felt to love and hold you
Love like ours will last eternally

Save your love my darling, save your love
For summer nights with moon and stars above
A serenade I long to sing you
The reddest rose I'll always bring you
Save your love for Roma and for me

Even though it's been so very long
The memory of our love still lingers on
I can't wait to hold and kiss you
Don't you know how much I miss you
Darling sing for me our lovers song

Salva l'amore cara, salva l'amore
Le notte d'estate la luna l'estelle lassu
A serenade I long to sing you
The reddest rose I always bring you
Salva l'amore per Roma e per me

(La la-la la-la la-la la-la) io ti amo caro
(La-la la-la la-la la-la la-la) I love you
I can't wait to hold and kiss you
Don't you know how much I miss you
Darling, sing for me our lover's song

Save your love my darling, save your love
(Oh you know that I will)
For summer nights with moon and stars above
(Oh I love you still)
A serenade I long to sing you
The reddest rose I always bring you
Save your love for Roma and for me

Pd: Los vídeos no tienen desperdicio.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Empujando

Hay señales que se prestan a la confusión. Ésta es una de ellas. ¿O no?

¿Ustedes qué piensan?












Yo por si acaso lo arrancaría cuesta abajo. Ja, ja, ja

domingo, 8 de noviembre de 2009

Mi nuevo juguetito

Ya me ha llegado mi nuevo ipod touch, aunque en realidad no es nuevo, sino de segunda mano pero está casi como nuevo. Lo he pillado a un precio bastante bueno a través de mi hermano. No es mi primer ipod, porque ya tengo otro, desde hace años, pero la diferencia con éste es abismal. Mi ipod anterior sólo es reproductor de mp3 mientras que el que tengo ahora, además de reproductor de mp3, tiene la posibilidad de acceso a internet, jugar a juegos, agenda, ver películas, fotos... en fin, un poco de todo.

Algún día, supongo, mediante una red wifi libre, colocaré un post en este blog desde mi nuevo juguetito. Siempre y cuando mi señora, que se está aficionando más de la cuenta me lo devuelva.


jueves, 5 de noviembre de 2009

Mazapanes

Las navidades pasadas, casi todas las tardes, después de comer y antes de irme al trabajo me echaba a la boca un mazapán, para endulzar el caminito. A ese ritmo, desaparecieron rápido las existencias de casa, así que decidí acercarme al supermercado a comprar otra cajita. Ya no quedaban. ¡Vaya desagradable sorpresa!

Hacía mucho tiempo que no me llevaba un chasco tan grande al ir al supermercado y no encontrar lo que quería. Me dijeron que se agotaron pero que traerían más. Así que esa tarde me quedé sin mazapanes, pero con el firme propósito de volver en un par de días.

Dos días más tarde volví a supermercado y tampoco había, me dieron la misma contestacion de días anteriores: mañana o pasado se repondrá. Decidí cortar por lo sano y fui a una pastelería donde finalmente pude hacerme con ellos y así saciar mi antojo navideño.

Este año, por si acaso, ya he comprado dos cajas. ¡Ea!

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Luperca

No soy yo de esos que van al cine buscando fallos, intentando pitarle un fuera de juego al director. Ni de esos otros a los que les gusta buscar incongruencias en el guíon, pero ocurre a veces que el error, la falta o tropiezo, salta tanto a la vista que es imposible no darse cuenta. Ese es el caso de Agora, la última película de Alejandro Amenábar, extraordinario director que ha ido dando saltos de género en su cine de forma muy acertada, aunque en esta última ocasión el resultado ha sido, en mi opinión, el más flojo. Ésta ha sido creo, su película más cara y es por eso que más me ha sorprendido el fallo.

Y es que ocurre que durante la película hay una escena en la que se ve a la famosa escultura de Luperca, amamantando a Rómulo y Remo, ya saben, los fundadores de Roma, algo que es históricamente algo totalmente imposible, porque no hace mucho, cuando visité Roma, vi la famosa estatua en los museos capitolinos, fechada en la edad media, y me pregunto yo ahora: ¿cómo es posible que esa estatua estuviera en Alejandría en el siglo IV? ¿Y lo que es peor? ¿Cómo aparecen Rómulo y Remo, si se añadieron en el Renacimiento? En fin.

domingo, 1 de noviembre de 2009

No es serio este cementerio

Hace ahora 16 años que realicé mi primer viaje a tierras británicas. Fui a visitar a la que entonces era mi novia -ahora mi mujer- mientras sufría de una beca Erasmus en una pequeña localidad cercana a Birminghan. De aquel viaje me guardo mucho recuerdos y uno de los más curiosos fue mi verdadero primer contacto con Halloween.

Pasear a primerísima hora de la mañana por las amplias y, en ese único momento, silenciosas calles del centro de Londres, donde nos escapamos el fin de semana, viendo pasar grupos de monstruos, muertos vivientes, caras pintadas de blanco, cabezas atravesadas por hachas, sábanas manchadas de sangre y extremidades arrancadas no es una estampa fácil de olvidar.

Todos -supongo por la hora que era- volviendo desfasados de fiestas fantasmales, perdiendo el paso sin ningún tipo de esfuerzo, con la mirada desencajada por el exceso de a saber qué tipo de sustancias venenosas.

Parecía que en cualquier momento saldría el entonces vivito y coleando Michael Jackson de entre la multitud de zombies, con su thriller, meneando la cadera. No ocurrió. Una lástima. Pero yo me pasé todo el día cantando No es serio este cementerio.

Ya saben...

y los muertos aquí
lo pasamos muy bien
entre flores de colores
y los viernes y tal
si en la fosa no hay plan
nos vestimos y salimos
para dar una vuelta
sin pasar de la puerta eso sí
que los muertos aquí
es donde tienen que estar
y el cielo por mí
se puede esperar...


lunes, 26 de octubre de 2009

Revolución en el jardín - Jorge Ibargüengoitia

Ibargüengoitia era un autor mejicano totalmente desconocido para mí hasta que el año pasado la editorial Reino de Redonda -la editorial de Javier Marías- publicase una acertada y cuidada antología de sus artículos periodísticos y crónicas: Revolución en el jardín.

La pluma de Ibargüengoitia es directa, la mayor de las veces lo hace en primera persona, y mancha de sutil ironía cada artículo periodístico. Al empezar a leerle Ibargüengoitia sorprende por lo ácido de su escritura, cortante e incisiva, con una mirada inconformista, pero mantiene ese aire pueblerino y familiar que hace que uno sienta el artículo como si fuese una carta recibida de un amigo de la infancia.

Personalmente me han agradado mucho las crónicas de sus viajes. Su particular punto de vista, siempre pícaro y un tanto tremendista que hace que sus opiniones no dejen a nadie indiferente.

Como escribió Enric González en El País: Insisto, lea a Ibargüengoitia. Ya está dicho lo esencial.

viernes, 23 de octubre de 2009

Todas iguales

Si ya lo avisaba Torrente: es que los padres las visten como putas. Y claro, con tanto camuflaje se hace difícil eso de diferenciar una niña de 14 años con otra que ejerce tirando de meneo de bolso.

Y es que todo empieza en las tiendas, que ofrecen lo que ofrecen...





martes, 20 de octubre de 2009

Paso a paso

Con apenas un año, el pequeñín de la familia está aprendiendo a andar, y pasa todo el día cayéndose y levantándose. Mirándolo te das cuenta de lo duro que es aprender a caminar, y cómo dar un pequeño paso le supone un enorme esfuerzo, además de varios chichones adornándole la frente.

Te das cuenta, además, de que la vida es un poco así: te caes, te levantas y aprendes algo. Te vuelves a caer, te vuelves a levantar y vuelves a aprender algo, así hasta que cuando, con bastante dificultad, crees que ya estás dominándolo, entonces, te das cuenta que después de caminar viene aprender a correr, y después a saltar... y una vez que sabes mejor o peor todo esto, lo siguiente que toca aprender es a hablar para después aprender a leer y a escribir... y la vida no deja de ser aprender cosas nuevas, pero sobre todo, aprendes a levantarte.

viernes, 16 de octubre de 2009

Mojito

Tengo un amigo bastante aficionado al Mojito. Varias veces le he escuchado explicar la manera de preparar uno bien bueno -según sus gustos, claro está- pero nunca se me fija en la memoria, probablemente se deba a mi falta de interés, ya que lo que a mí verdaderamente me tira es la cerveza o el whisky, según mande el momento.

Sin embargo, la semana pasada mientras leía un artículo sobre Hemingway, me enteré que el ahora interancional cóctel no lo era tanto hasta que el aventurero escritor escribió, después de ganar el Novel, que de La Habana siempre recordaría "My Mojito in La Bodeguita.. y mi Daiquirí en la Floridita".

La Bodeguita del Medio es un típico restaurante cubano, al que se le atribuye el origen del Mojito, pero donde verdaderamente se explica bien cómo prepararlo es en este vídeo al que personalmente presté muuuucha atención.

Va por ti David.


miércoles, 14 de octubre de 2009

La Roja

Creo que la primera vez que la selección de España jugó con camiseta amarilla -aunque a mí me parece dorada- y pantalones blancos fue ante Francia en la Rosaleda. Partido al que yo asistí. Ganamos uno a cero con gol de Capdevila. También recuerdo que los comentarios entre los amiguetes al principio del partido es que parecíamos la selección del Vaticano. Me costó acostumbrarme a ver a España vestida de ese color. No jugamos un gran partido pero ganamos, que al fin y al cabo es lo que contaba, a pesar de ser un amistoso.

Después también jugamos contra Rusia en la Eurocopa con ese color de camiseta, pero en esa ocasión con pantalones azules. Me gusta más con pantalones azules. ¡Qué gran partido! En casa de David y Cristina lo vi. ¡Qué recuerdos!

Pues hoy, otra vez ha vuelto la selección a jugar con los mismos colores que contra Francia. El doradito y blanco. El partido de hoy ha estado falto de emoción pero ha sido un partido de los que gustan ver a los aficionados. De área a área. Dejando jugar. Nadie quería tarjetas, ni nosotros queremos perdernos el primer partido del mundial ni ellos el primero de la repesca, por lo que hubo pocas faltas. El resultado lo dice todo 2-5.

A pesar de todo, no me convencen. A mí España me gusta de Rojo, pero eso sí, jugando como hoy.

domingo, 11 de octubre de 2009

Damien Walters

Acababa de tomarme una pizza acompañada con una cervecita y estaba plácidamente mal recostado en mi silla del ordenador cuando se me cruzó este vídeo. Varias cosas se me pasaron por la cabeza al verlo, pero lo primero que hice fue sentarme bien mientras veía el vídeo y pueden creerme si les digo que aluciné.



Y a mí que me da pereza bajar a tirar la basura. Y eso que es en ascensor. Madre mía. ¡Me echo a sudar sólo de verlo!

viernes, 9 de octubre de 2009

Que se levanten los muertos - Fred Vargas

Fui a mi librería habitual en busca de un libro en edición de bolsillo para leer en mi viaje a Holanda. Tenía pensado comprarme algo del prolífico Georges Simenon. Busqué y no encontré nada. Pregunté a la encargada, consultó el ordenador, y dijo que no tenían nada en ese momento. Un error -pensé-. Añadió que si me gustaban las noveles de Simenon, quizás me gustarían también las de Fred Vargas.

- En realidad nunca he leído a Simenon -contesté-, pero tenía ganas.
- ¿Y conoces a Fred Vargas?
- No he tenido el gusto.
- Es una autora francesa, aunque por el nombre no lo parezca.

Se dirigió a una estantería, sacó un libro y me lo ofreció: Fred Vargas - Que se levanten los muertos.

Le pregunté si era de terror.
- No, es de misterio, entre policiaca y de aventuras. Esta es la primera novela donde aparecen los evangelistas. Los protagonistas -añadió al ver mi cara-.

En realidad el título no me gustó nada, eso que mencionó de los evangelistas todavía menos, pero al menos era una edición de bolsillo. Leí la sinopsis. Veamos: ...transcurre en una calle del centro de París... una novela negra...tres jóvenes fracasados que la vida ha tratado mal... un caso de homicidio... quizás esté bien. Abro la primera página y en la primera línea aparece el nombre de Sophia. Me lo llevo.

Y sí, es recomendable.

martes, 6 de octubre de 2009

Funciona

Cada año, más o menos por septiembre, acudo puntualmente al cine para ver la nueva película del genial Woody Allen. Este año no he faltado a la cita. La película en esta ocasión se titula originalmente Whatever works, que en España la han traducido Si la cosa funciona.

Si la cosa funciona ha resultado ser una divertida comedia, con frases ocurrentes -como es habitual en Allen- en la que un cínico y desesperanzado protagonista(Larry David) se ve envuelto en un sinfin de inesperados y disparatados acontecimientos que irán dando y quitándole la razón a su personal y misántropo punto de vista.

Así que si van al cine y lo que quieren es simplemente pasar un buen rato y reirse sin más. Entonces recomiendo ir a verla. No se arrepentirán.

sábado, 3 de octubre de 2009

Mi Smart

Eso sí con la gran pasta que me he ahorrado en la tapa del depósito y en el espejo retrovisor póngame neumáticos nuevos...















y ya puestos conviértame mi Smart en un Sbatmovil.


















Buen trabajo y quédese con la vuelta.

viernes, 2 de octubre de 2009

Espejito espejito

¿Cambiar el espejo retrovisor me saldrá caro? Bueno, sabe, no se preocupe, ya se me ocurrirá algo.

La tapa

Imagino la siguiente escena: Un hombre entra a un garaje y pregunta:

- Oiga tengo rota la tapa del depósito de gasolina ¿cuánto me costaría cambiarla?
- Un tropeciento de mortadelos.
- Aaah, gracias...

Y mientras se da la vuelta y sale del garaje piensa: ya se me ocurrirá algo.


Hay gente pa' to'.

jueves, 1 de octubre de 2009

Dogmas y banderas

Suelo seguir los artículos de varios escritores en prensa. A algunos los leo de vez en cuando, a otros los visito siempre que puedo, pero hay otros que intento no dejar escapar. Ángela Becerra, hoy por hoy,para mí es de lectura imprescindible.

Dogmas y banderas. 23 septiembre 2009. ADN.es

Un día fuimos un libro en blanco. Ni una línea escrita: sólo necesitábamos paz y leche.

Con las semanas percibimos voces, formas… y de repente, un buen día nos alzamos mostrando a todos nuestra voluntad de libertad: por primera vez nuestros pasos obedecían a instintos que los más próximos entendieron como el momento de empezar a encauzar, educar y etiquetar.

A partir de entonces captamos felicitaciones y regaños, conocimientos y prohibiciones, cauces y diques, hasta que un día nos empezaron a envolver de dogmas y de banderas, programas cerebrales transmitidos generación tras generación que no reclamábamos porque sentíamos que no nos hacían la menor falta para seguir caminando.

Entre todos nos los embutieron: la familia, la escuela, las noticias, el ambiente. Después, con los años fuimos descubriendo que unos servían y otros lastraban, porque los únicos dogmas y banderas que merecen espacio en nuestro cerebro son los que nos aportan un bien. Son los que no nos coartan, obligan, excluyen, limitan ni imponen odios y fobias de apolillados pasados.

Así como ya adultos decidimos nuestra alimentación física, también debemos decidir nuestro intransferible alimento cerebral.

Los dogmas y las banderas se alimentan de masas. El individuo sólo precisa paz y leche. Lo demás son salsas que, en libertad, podemos o no añadir a nuestra esencia, esa que está por encima de todo.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

La vida de los otros

Hoy quiero recomendar una película que he visto recientemente. La ópera prima del director Florian Henckel von Donnersmarck que ganó el Oscar en 2007 en la sección de mejor película de habla no inglesa. El título: La vida de los otros.

La historia transcurre durante los últimos años de existencia de la RDA, en el Berlín Oriental, antes de la caída del muro de Berlín, y muestra el obsesivo control ejercido por la Stasi. Principalmente sobre los círculos intelectuales liberales.

Todo en la película me ha parecido extraordinario. El guión es inteligente, con personajes fascinantes y atractivos sin abandonar en ningún momento la crudeza de los acontecimientos. Los actores consiguen alcanzar una sutileza excepcional, especialmente en los silencios. El director de una manera lineal realiza de forma intencionadamente gris y pausada un film áspero pero formidable, con una belleza poética sobrecojedora que pretende provocar en el espectador una reflexión sobre el despertar de la conciencia moral.

Absolutamente recomendable.

martes, 29 de septiembre de 2009

Javier Marías - Tu rostro mañana 2

Al terminar las algo más de cuatrocientas páginas de la segunda entrega de Tu rostro mañana: Baile y sueño, continuación de la primera entrega: Fiebre y lanza, en la que se narra la historia de Jaime o Jacobo o Jacques Deza, español al servicio de un grupo, por ahora sin nombre, dependiente del MI6 o Servicio Secreto Británico, uno se da cuenta de que la lectura de Marías siempre es un placer donde el tiempo se detiene en la lectura, donde el espacio no es la butaca donde estoy sentado sino las mojadas calles de Londres en las que se sitúan, en gran parte, las principales escenas de la novela, y es que Marías atrapa al lector de una manera tan absorvente e intensa que consigue acaparar completamente el pensamiento del lector.

Marías al que considero el escritor con la prosa más elegante que jamás leí, narra la historia del protagonista con intencionados vaivenes y rodeos que consiguen sostener la atención del lector, de una manera pausada, incluso lenta, pero claramente de manera intencionada, buscada y trabajada.

Recomiendo su lectura.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Las gafas

Hace algo más de un año que estuve de turista por Roma donde ficticiamente hice amistades Ahora aprovechando que mis suegros han ido de visita por Roma les mandé unas gafas para un amigo.

Se ve que le gustaron. ¡Cómo mola! ¡Rock and Roll!

jueves, 24 de septiembre de 2009

Queen - Friends will be friends

Hoy toca dedicar un vídeo, porque sí, porque me apetece, porque es un día especial, con tristes y dulces recuerdos. Para ti.



viernes, 18 de septiembre de 2009

Para todo lo demás...

Y éste lo vieron?



Sé que es el manido chiste que siempre conté, pero me reí igualmente.

Dime vaquero

Muchos de ustedes no habrán visto este anuncio mejicano y, en mi opinión, merece la pena verlo.

jueves, 17 de septiembre de 2009

El pecho - Philip Roth

Después de leerme la novela de Philip Roth, El animal moribundo, me enteré por casualidad de que era la tercera ocasión en la que el autor utilizaba al carismático y siempre seguro de sí mismo David Kepesh como protagonista de una novela suya. La primera de ellas -El pecho- es la que me acabo de leer.

El Pecho es una disparatada y surrealista comedia corta en la que Kepesh, profesor universitario de literatura, despierta un día convertido en un pecho de mujer de poco más setenta kilos de peso. Esta traumática y sorprendente transformación lleva a Kepesh a sufrir una primera fase de repulsión y horror, seguido por otra de aceptación, hasta que finalmente consigue -con mucho humor y a través de sus viviencias y relaciones con la literatura- dar para sí, una explicación lógica a su novedoso estado.

Carcajadas tras carcajadas.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Una bromita

He aquí un amigo:

domingo, 13 de septiembre de 2009

Si la cosa funciona

Como cada año, entre septiembre y octubre, se estrena la nueva película del afortunadamente incasable Woody Allen. En esta ocasión el estreno en España de la nueva película está previsto para el viernes 2 de octubre, y su título en cristiano es Si la cosa funciona (Whatever works).

Yo ya tengo marcada, y bien subrayada la fecha en mi agenda. Ustedes son libres de hacer lo que quieran, pero mi consejo es que no se la pierdan.

Si quieren ver el trailer en castellano, aquí lo tienen.



viernes, 11 de septiembre de 2009

La vuelta a casa

El martes fue nuestro último día en Amsterdam y apenas nos quedaba tiempo para nada. Desayunamos los típicos bocadillos con ensalada y crema de cangrejo, o salmón, un café latte y dimos nuestro último paseo por las tiendas comerciales en las calles paralelas al Damrak, realizamos nuestra última visita a la Dam Square y me compré el polo al que le había echado el ojo la tarde anterior en el Magna Plaza.

Volvimos al hotel y nos preparamos para el vuelo de vuelta, y una vez resuelto el check out del hotel fuimos a la estación central cargados con más equipaje que con el que llegamos a Amsterdam y es que, en el día anterior, tuvimos que comprar una bolsa de deporte para meter todas las compras que hicimos en nuestro viaje, entre otras cosas 10 cajas de wafels con las que tuvimos un divertido incidente en la aduana.

Almorzamos en el aeropuerto, como viene siendo costumbre en nuestros últimos viajes y despegamos en dirección a Málaga con la satisfacción de haber pasado unos días extraordinarios, irrepetibles e inolvidables pero en los que echamos mucho, muchísimo de menos a nuestros dos pequeñajos. Esas dos personitas que ocupan casi la totalidad de nuestro pensamientos.

Aterrizamos en un vuelo estupendo, cumpliendo los deseos que la azafata nos comunicó a todos los pasajeros al principio del viaje: esperamos que tengan un feliz vueling, como así fue.

Cuando llegamos al aeropuerto nuestra pequeña Sofía estaba esperándonos y corrió a abrazarnos y a darnos besos y en ese momento pensé que sólo por ese instante vale la pena irse de viaje.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Amsterdam

En nuestro único día completo en Amsterdam teníamos previsto realizar muchas visitas, y la primera era visitar la Oude Kerk (Iglesia vieja), en el mismo corazón del distrito rojo, justo antes de ir al Rijksmuseum, pero estaba cerrada aún, así que nos montamos en el tranvía y nos fuimos directamente al Rijksmuseum, donde disfrutamos de la contemplación de grandes obras de arte de Rembrandt, Johannes Vermeer y Frans Hals entre otras.

Una vez terminada la visita en el museo atravesamos el elitista y rico barrio donde están la mayoría de las galerías de arte y tiendas de anticuario en dirección al museo judío, cruzamos por Rembrandtplein para ver el conjunto de estatuas que forman La ronda de noche de Rembrandt, pero desafortunadamente estaba en obras.

La visita al museo judío fue algo decepcionante, no nos gustó, la verdad, pero en su descargo añadir que el edificio, totalmente reconstruido, fue completamente arrasado por los nazis.

Desde el museo judío nos dirigimos a Waterlooplein, donde hay diariamente un rastro en el que se venden todo tipo de curiosidades y rarezas. Echamos un vistazo rápido y continuamos caminando hacia Spui, pasando por Zuiderkerk y atravesando Rokin. Nuestra siguiente parada prevista era el Begijnhof.

El Begijnhof es realmente un entorno bonito, yo diría que es como una isla en la ciudad, un remanso de paz y tranquilidad, donde se respira un aire sosegado y agradable. Una visita muy gratificante en un espacio muy adornado y cuidado.

En la misma puerta de salida del Begijnhof, en un adornado puesto ambulante, probamos los famosos arenques crudos, eso sí, dentro de un pan con cebolla y pepinillo. No estuvo mal y nos sirvió de aperitivo para abrir el apetito, de manera que bajamos hacia los alrededores de la Plaza Dam en busca de un restaurante donde saciar nuestra sed y además descansar nuestro pies machacados. Finalmente nos decidimos por un restaurante chino.

Después del almuerzo oriental volvimos a la Oude Kerk, que esta vez sí estaba abierta y pudimos visitarla. No es una iglesia que tenga un interior especialmente adornado pero hay un gran órgano barroco y bonitas vidrieras, además de un techo de madera que le da un aire especial. Y al conocer que fue construida sobre un cementerio, a principios del siglo XIV, y que la totalidad del suelo son tumbas, bajo las cuales se calcula que hay unas 10.000 personas te hace observarla de una manera digamos que "diferente".

Volvimos, de nuevo a la Dam Square donde en la esquina de la plaza está situada la Nieuwe Kerk (iglesia nueva). Hicimos la visita y dimos por finalizado el día en cuanto a visitas culturales y fuimos al centro comercial Magna Plaza, justo detrás del Palacio Real. En mi memoria el Magna Plaza era un centro comercial inmenso y ahora, años más tarde, me pareció incluso pequeño, y es que en mi anterior visita, con apenas 16 años, todo me parecía más grande y extraordinario. De todas formas le eché el ojo a un polo que vi a buen precio.

Después de un paseo por las calles comerciales, mirando escaparates, comparando precios, volvimos al hotel para darnos una ducha y cambiarnos antes de salir a cenar.

Decidimos comprarnos un cucurucho de patatas fritas belgas, en un local que siempre vimos abarrotado, incluso con colas, para comprar las "patatas belgas" servidas con mayonesa. Realmente buenas, sí señor. Después de la cena fuimos a visitar el Sex Museum, muy cerca del hotel, en el Damrak. Fue una visita curiosa y divertida.

A la salida, antes de volver al hotel, nos tomamos un helado paseando en nuestra última noche por las ya inolvidables para nosotros calles del Damrak.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Volendam y Edam

Para el domingo también teníamos planeada una escapada para visitar pueblecitos de los alrededores de la ciudad de Amsterdam. Nuestra primera visita programada era Volendam, ahora un pequeño y turístico pueblo de pescadores, antes un pueblo volcado a la caza de la ballena en el mar del norte.

Verdaderamente Volendam posee la estampa perfecta de pueblecito típico holandés. Es, sin lugar a dudas, un lugar digno de visitar, con sus casas de colores, su pequeño puerto deportivo y cientos de tiendas vendiendo todo tipo de artículos de regalos, en los cuales, ¿cómo no?, caímos en la tentación, y fue allí donde compramos la mayoría de los regalos para los niños.

Nos regalamos un pequeño descanso tomando unos cafés y una porción de tarta de manzana. Dimos una última vuelta recorriendo las coloridas calles de Volendam antes de despedirnos y coger el autobús que nos llevó hacia Edam. Nuestra siguiente parada.

Edam es una localidad que da nombre a la denominación del queso de vaca elaborado tradicionalmente en la región. Es un pueblecito muy tranquilo y a apacible, no tan turístico como Volendam y por consiguiente menos visitado. Al ser domingo, casi todas las calles estaban desiertas, salvo unos cuantos despistados como nosotros, que paseábamos por las tranquilas calles empedradas. Caminamos junto al canal que atraviesa el pueblo por la mitad hasta que nuestros pies dijeron basta y volvimos recorriendo un camino paralelo con la intención de traernos guardados en la retina todavía más estampas que recordar.

Volvimos a nuestro hotel, pero de camino paramos en un McDonalds para engullir algo de comida rápida, antes de volver a montarnos en otro barco que nos diera un paseo turístico por el otro lado de la ciudad que no visitamos el día anterior. Esta vez rodeamos el museo de las ciencias, más conocido como Nemo, de Renzo Piano, navegamos junto a la réplica del buque Amsterdam y el Artis Zoo de la ciudad, volvimos a pasar junto al Magere Brug y nos dirigimos de vuelta a la estación Centraal donde nos despedimos de visitas en barco por el río Amstel.

Con las pilas bien recargadas dimos un largo rodeo desde la Noordernkerk hasta la Westerkerk, donde justo al lado está ubicada la famosa casa de atrás, la casa de Anne Frank. Fue una visita muy interesante, probablemente la que yo tenía más ganas de realizar una vez que ya había leído su diario y visto la película.

Después de la visita, ya anocheciendo, buscamos un restaurante donde cenar unos típicos crepes salados acompañados de un par de cervezas para rellenar el depósito. Para bajar la comida paseamos junto a los canales, cruzando por los puentes iluminados y llenos de encanto que rodean la zona llena de restaurantes del Berenstraat y del Herengracht. Seguimos dirección a la plaza Dam, giramos por el Damrak hasta finalmente llegar a nuestro moderno hotel.

lunes, 31 de agosto de 2009

Visitando Haarlem

El sábado nos levantamos temprano con la idea de ir a visitar la ciudad de Haarlem, situada a tan sólo 20 km desde Amsterdam. Un saltito en tren. Así desde la grandiosa estación Centraal de trenes de Amsterdam partimos hacia la histórica Haarlem.

Con una temperatura estupenda y un cielo totalmente despejado nos dispusimos a perdernos por las adornadas calles del centro. La primera impresión que nos dio Haarlem es de ser pequeña, con casitas típicas, con un aire acogedor y señorial, pero conforme la fuimos descubriendo nos fue encantando sus bonitos rincones, sus plazas con puestos de mercados y resultó ser más grande de lo que en un principio parecía y nos abandonamos a disfrutar de sus abarrotadas calles atestadas de bicicletas, turistas y puestos de todo tipo.

Descansamos en un puesto que vendían gofres y decidimos tomarnos uno con nata para compartir. Un gofre hecho en el acto, artesanal, como siempre se han hecho. Riquísimo. Seguimos por callejuelas concurridas y llenas de encanto dirección a la plaza principal, donde se encuentra la majestuosa Grote Kerk. Paramos a comprar regalos, pues vimos que los precios eran más baratos que en Amsterdam y las cosas de los puestos eran más auténticas.

Nos trajimos 3 quesos "de bola" y 10 cajas de wafels, que es un pastel típico holandés hecho de galleta y caramelo. Riquísimo. Después de una compra tan acertada nos fuimos a buscar un sitio donde comer. Había gran variedad y finalmente nos sentamos en la terraza de uno típico holandés que se llamaba De Gooth. Todo buenísimo también. Muy recomendable.

Para bajar la comilona, nos volvimos a la estación para tomar el tren de vuelta a Amsterdam. Una vez allí, tras pasear un rato soñolientamente cojimos un barco turístico que nos dio una vuelta por los principales canales. Navegamos por Prinseracht, Singel, Spui y vimos desde un sitio privilegiado las extraordinarias vistas de las fachadas inclinadas que hay por toda Amsterdam, el Casino, el Rijsmuseum, el fotografiadísimo Magere Brug... lentamente, con el run run del motor, el chapotear del agua contra la cubierta del barco pasamos unos románticos momentos de descanso.

Después del paseo en barco, bajándonos cerca de Waterlooplein, callejeamos y nos adentramos en el mercado de las flores hasta llegar a las calles del centro, atravesando la plaza Dam hasta llegar a De Waag, y entre bulliciosas y festivas callejuelas del barrio chino llegamos hasta el Damrak, dejándonos llevar, entre escaparates eróticos, con un ambiente extravagante, con gente disfrazada por las calles, con los altavoces en las farolas, todo decorado con globos rojos. Irrepetible.

Volvimos al hotel para una ducha rápida y cambiarnos para salir a cenar, una cena ligera, un doner kebab y unos helados del Burguer King y, después, para bajar la comida, otra vueltecita por el distrito rojo. ¡Qué depravados nosotros!

sábado, 29 de agosto de 2009

De Rotterdam a Amsterdam

Iniciamos nuestro verdadero primer día de turistas por Rotterdam bien temprano y lo primero que hicimos fue salir a desayunar. Fuimos a un establecimiento junto al hotel, donde nos tomamos nuestros primeros desayunos típicos holandeses del viaje.

Una vez bien cargado el depósito, paseamos por la avenida principal Weena entre modernos edificios de bancos y hoteles hasta llegar a la gigantesca plaza Hofplein, en cuyo centro hay una grandiosa fuente. Giramos a la derecha buscando el Stadhuis (Ayuntamiento), que es uno de los pocos edificios que sobrevivieron a los intensos bombardeos que sufrió Rotterdam en la segunda guerra mundial. Nos hicimos unas fotos en la plaza del ayuntamiento junto al monumento que rinde homenaje a los fallecidos en la guerra y seguimos hasta llegar al pasaje Koopgoot, todo lleno de tiendas, donde Pepi se compró unos tenis para machacar en el viaje. Personalmente disfruté del atractivo diseño del World Trade Center.

Al final de la calle admiramos los contrastes entre la vieja San Laurents Kerk y el futurista edificio de la biblioteca, al que encontramos evidentes parecidos con el parisino edificio del Centro George Pompidou, justo en frente está la modernísima estación Blaak, en forma de platillo volante, junto a las famosas e increíbles casas cúbicas, de cuyos interiores caprichosos y originales tomamos nota en una visita.

Rodeamos las casas cúbicas junto al canal hasta llegar a la Witte Huis (Casa Blanca), de estilo Art Nouveau, que fue el edificio más alto de Europa cuando se construyó en 1898, y que milagrosamente también sobrevivió a los bombardeos.

Siguiendo el gran canal abajo, hasta llegar al estilizado y nuevo símbolo de la ciudad, el Erasmusbrug (puente de Erasmus) desde donde cogimos un barco que nos llevó a visitar el inmenso Europoort (puerto de Rotterdam), que es aún hoy día el más grande de Europa.

Después de un fresquito circuito en barco, de camino de vuelta al hotel, paramos a almorzar en un animado restaurante marroquí (Bazar), donde por primera vez me tomé una cerveza Heineken especial que servían a 0ºC. Con ese almuerzo nos despedimos de Rotterdam y cogimos un tren que nos llevaba a Amsterdam.

Lo primero que hicimos al llegar fue montarnos en un tranvía que nos llevó el museo Van Gogh. Después de tan postimpresionista visita paseamos por la Museumplein, admirando los monumentales edificios que rodean la plaza. Cogimos un tranvía de vuelta pero esta vez paramos en la Dam Square, en cuyos alrededores cenamos en un restaurante argentino.

Después de la suculenta cena, dando un largo rodeo de vuelta a nuestro céntrico hotel, visitamos el picante barrio rojo, bullicioso a cualquier hora y siempre envuelto en olor a marihuana. Tomamos un helado paseando por el Damrak, y así terminó nuestro primer día juntos en la ciudad más liberal que jamás conocimos. Llevándonos una idea muy general de la Amsterdam que nos quedaba por descubrir.

jueves, 27 de agosto de 2009

De concierto en Rotterdam

El jueves 13 de agosto a las doce del mediodía tomamos mi señora y yo un vuelo directo desde el aeropuerto de Málaga con destino a Amsterdam. Así iniciábamos un viaje planeado meses atrás, en el que teníamos la esperanza de disfrutar de muchas cosas, pero sobre todo descansar un poco de la rutina diaria de criar a nuestros niños. Angelitos ellos.

Aterrizamos en Amsterdam, recogimos impacientemente las maletas y justo debajo del mismo aeropuerto tomamos un tren dirección a la moderna Rotterdam. Llevábamos prisa porque a última hora habíamos improvisado la asistencia a un concierto de Pearl Jam en la ciudad y andábamos justitos de tiempo. Finalmente tuvimos tiempo suficiente para desplazarnos hasta el hotel, realizar el check in, subir a la habitación, cambiarnos y llegar al concierto.

El recinto del concierto, el Sportspalais Ahoy de Rotterdam estaba muy bien comunicado y con rápidos accesos. Del concierto me traje -aparte de dos camisetas- grandes recuerdos. Antes del concierto, mientras sonaban los teloneros Gomez, cenamos unas hamburguesas con patatas dentro del recinto y me tomé tres cervecitas para calentar motores. ¿Del concierto qué decir? Una pasada, un sueño hecho realidad, una experiencia única. Gracias Pepi por ayudarme a hacerlo posible.

Una vez terminado el concierto volvimos al hotel, pero antes nos desviamos a un McDonalds que había cerca de la estación Centraal (sí, se escribe así) de Rotterdam para tomarnos un helado y terminar el día dulcemente. Los saboreamos paseando entre rascacielos inmensos de espejos que se mimetizaban en la oscuridad de la noche y sorprendentemente parecían no estar allí porque simplemente eran casi invisibles. Y así volvimos camino del hotel rodeados de castillos en el aire.

Una vez en la lujosa habitación de un hotel de cinco estrellas -caprichito que nos dimos-, después de una buena ducha reparadora, tumbado sobre una inmesa cama, cerré los ojos esperando que el sueño me envolviese, al mismo tiempo que disfrutaba de la sensación de sentirse uno satisfecho de haber podido vivir un día tan lleno de emociones.

martes, 25 de agosto de 2009

El Jardinero - Tagore

El último libro que he leído es El Jardinero del Premio Novel de Literatura Rabindranaz Tagore. La poesía de Tagore te regala un billete de viaje hacia otra época, hacia otros escenarios, en un mundo de exóticos paisajes orientales donde nos descubre los sentimientos íntimos de los enamorados.

El Jardinero es básicamente un canto al amor de las enamoradas que suspiran su amor bajo un cielo estrellado en perfumadas noches, donde suaves brisas invaden los sentimientos del lector mientras lee su delicada y dulce poesía.

XXXI

Mi corazón, pájaro del desierto, ha encontrado su cielo en tus ojos.
Ellos son la cuna de la mañana, ellos el reino de las estrellas.
Mis canciones se pierden en su hondura.
Déjame sólo mecerme en ese cielo, en su solitaria inmensidad.
Déjame sólo hender sus nubes y desplegar las alas en su sol.

sábado, 22 de agosto de 2009

Pearl Jam - Small Town

Durante los últimos días no he podido actualizar mi blog, entre otras cosas porque estaba acompañando a mi señora mientras grababa este vídeo.

Pearl Jam - Elderly woman behind the counter in a small town (Rotterdam 2009)

jueves, 20 de agosto de 2009

Killing Rick

Por Dios que este hombre se está cargando mis gustos musicales, que alguien lo pare.


Nirvana vs Rick Astley

Un "amiguete" mío me ha recomendado que ponga en el buscador de YouTube: Nirvana vs Rick Astley. Así hice, y madre mía el lío que tengo en la cabeza, ahora cada vez que escucho una canción se me viene la otra a la cabeza. Madre mía. Arrrgg. Cagon to'.